Un pequeño esfuerzo puede dar a Veolia la corona de los residuos

Subir la oferta por Suez de 15,5 a 17 euros por acción podría dar a ella y Engie lo que quieren

Sede de Veolia en Lezennes (Francia).
Sede de Veolia en Lezennes (Francia). REUTERS

El principal accionista de Suez, Engie, quiere que Veolia Environment, rival en el tratamiento de residuos y de aguas, eleve su oferta de 2.900 millones. Su lógica es comprensible. Pero también lo es la preocupación por la deuda de Suez, que da a Veolia un margen reducido para pagar una adquisición total de su competidor. Aun así, subir la oferta a 17 euros por acción podría dar a ambas partes lo que quieren.

A ojos de Engie, la oferta de 15,50 euros por acción de Veolia por un 29,9% de Suez parece sin duda oportunista. Ofrece una prima del 50% respecto al precio del 30 de julio, antes de que se anunciara. Pero ni siquiera alcanza el pico de 15,90 de febrero. La deuda preocupa a Veolia. Subir a 17 elevaría en unos 1.000 millones el precio de comprar Suez al completo, suponiendo que se lleve a cabo al mismo precio que la adquisición de la participación de Engie. Y el valor total de la empresa, 21.000 millones, correría el riesgo de elevar el apalancamiento de la nueva entidad por encima del nivel de confort de la deuda neta de Veolia, 3 veces el ebitda. Además, las sinergias esperadas, 3.400 millones en valor actual, no cubrirían los 4.200 millones de la prima ampliada sobre el precio sin perturbaciones.

La tan esperada fusión se enfrenta a claros obstáculos antimonopolio. Pero Veolia ya tiene una propuesta de solución, mediante la venta del negocio francés de agua de Suez al gestor de activos Meridiam. También tiene un incentivo para aprovechar el momento, dado el esperado auge del reciclaje y de la gestión del agua, alimentado por el boom verde.

Incluso a 17 euros la acción, un rendimiento del capital invertido de alrededor del 6,4% cubriría el coste medio ponderado del capital de Suez, que Morningstar sitúa en el 5,5%. Especialmente porque a apenas el 1,5% de la base de costes combinados, el ahorro anual proyectado de 500 millones parece bastante conservador, incluso teniendo en cuenta el hecho de que tanto Suez como Veolia tienen planes de ahorro preexistentes.

Veolia no querrá dar su brazo a torcer. Pero puede hacerlo, y probablemente debería.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías