Francia “vigilará” que Veolia respete el empleo en Suez en caso de adquirirla

El ministro de Economía galo, Bruno Le Maire, asegura que supervisará que la operación preserve los activos estratégicos para el país

Logotipo de Suez en lo alto de un edificio en Rueil-Malmaison, Francia. Foto de archivo.
Logotipo de Suez en lo alto de un edificio en Rueil-Malmaison, Francia. Foto de archivo. Reuters

El Gobierno francés ha tardado solo unas horas en reaccionar a la oferta de la firma gala de aguas Veolia, dispuesta a comprar a Engie su participación del 29,9% en la compañía rival, Suez, a cambio de 2.900 millones de euros. Veolia defendió esta apuesta para crear un "campeón mundial de la transformación ecológica", pero sus intenciones las ha templado el ministro de Economía y Finanzas, Bruno Le Maire, quien estará "vigilante" si la operación llega a buen puerto para salvaguardar el empleo y los activos estratégicos en Francia.

Le Maire ha declarado, concretamente, que "el Estado, como accionista de referencia de Engie, estudiará esta oferta en relación con la gobernanza de la empresa y determinará su posición en función de los intereses patrimoniales de Engie, la calidad del proyecto industrial, el mantenimiento de una pluralidad de actores en los servicios a las colectividades locales y la toma en consideración de los intereses de todos los actores".

Según el comunicado de prensa de Veolia, la oferta concierne al 29,9% de Suez, de la cual Engie tiene un 32%. Si esta transacción tiene éxito, Veolia tiene la intención de presentar posteriormente una oferta pública de adquisición de las acciones restantes. El director ejecutivo de Veolia, Antoine Frérot, señaló que el valor empresarial de Suez, que incluye la deuda, era de alrededor 20.000 millones de euros.

Aunque el propio director ejecutivo descartó un "impacto negativo" en el empleo francés, el Gobierno está dispuesto a seguir los pasos de la operación para garantizar que no se vulnere la fuerza laboral de la empresa en Francia. Bruno Le Maire añadió que el Estado se pronunciaría sobre esta operación "en los órganos de gobierno del Engie". Suez emplea a 30.000 personas en Francia y a 90.000 en todo el mundo.

Engie anunció a través de un comunicado que "estudiaría la propuesta en las próximas semanas" y "dará preferencia a la solución más atractiva para sus accionistas, respetando a las partes interesadas y teniendo en cuenta la calidad del proyecto industrial".

Veolia detalló que su oferta por la participación de Engie es en efectivo, a 15,50 euros por acción, lo que representa una prima del 50% sobre el precio de la acción de Suez al 30 de julio, cuando Engie dijo que estaba revisando opciones para la participación.

Veolia ya ha identificado los posibles problemas de monopolio que implicaría dicha transacción y ha anticipado los remedios: la firma anunció un comprador para las actividades de agua de Suez en Francia. Se trata de Meridiam, una empresa francesa de gestión de infraestructuras, capaz de preservar la competencia y el empleo. Meridiam se ha comprometido formalmente a esta adquisición.

La presentación de esta oferta de adquisición voluntaria se completará tan pronto como se obtengan las autorizaciones reglamentarias necesarias, en particular en materia de competencia, en un plazo de 12 a 18 meses. Veolia se reserva el derecho de presentar la oferta pública en cualquier momento antes de obtener estas autorizaciones.

Normas
Entra en El País para participar