El Gobierno acuerda con las comunidades autónomas las medidas para la vuelta al cole

Los mayores de 6 años llevarán mascarilla y los centros deberán tener salas especiales y ventiladas para gestionar posibles casos

Medidas vuelta al cole
Preparación ante el inicio de clases con medidas para evitar los contagios por la COVID en un colegio público de Madrid.

El curso escolar comenzará, al menos por ahora, entre el 4 y el 15 de septiembre en función de cada comunidad autónoma con una distancia interpersonal de seguridad de 1,5 metros. Pero para homogeneizar y coordinar totalmente la vuelta al cole en toda España, los ministros de Sanidad, Salvador Illa, y de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaá, junto con la ministra de Política Territorial, Carolina Darias, se han reunido este jueves con los consejeros autonómicos del ramo. Preocupan los recursos económicos y materiales, así como qué hacer para garantizar la seguridad del personal docente, del alumnado y de las familias tanto en lo relativo a la prevención como en lo que atañe a los posibles rebrotes y contagios.

Entre las propuestas del Gobierno central, respaldadas por todas las autonomías con la abstención de País Vasco, hay fórmulas para que en las clases no haya niños con síntomas de coronavirus, generalizar el uso de la mascarilla a partir de los 6 años o la toma de temperatura a los alumnos, bien a la entrada a los centros, bien por parte de los padres. De hecho, el Ejecutivo plantea que las propias autonomías pidan una declaración responsable a los padres en la que garanticen que sus hijos van al centro sin fiebre. "El objetivo de Educación es doble: conseguir el mayor grado de presencialidad posible y conseguir una vuelta a la escuela segura, saludable y sostenible", ha señalado tras la reunión la ministra Isabel Celaá. "Se dan las condiciones necesarias para empezar el curso presencial de forma segura", ha recalcado Salvador Illa.

La guía también abre la puerta a un eventual cierre temporal de los centros, siempre como última opción y con el visto bueno del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud. A su vez, los profesores y encargados de gestionar el virus tendrán que contar con equipos de protección adecuados, y el colegio con aulas especiales para tratar los casos. A su vez, se prioriza el lavado de manos, con un mínimo de cinco veces cada jornada, y se insiste en pequeños detalles como que los escolares no cambien de asiento en el autobús durante el traslado al centro, entre otros detalles.

Las ratios de alumnos, ha dicho Celaá, se reducirán gracias a las "contrataciones de profesores que han anunciado las comunidades autónomas", si bien el Ministerio no fija en su guía ninguna recomendación concreta.

La conciliación de las familias que tengan menores con casos confirmados, y que por ende no puedan asistir a clase, es otro de los temas que preocupa al Gobierno y a los hogares. La ministra Celaá ha recordado que el Ejecutivo, en concreto los ministerios de Educación, Trabajo e Inclusió y Seguridad Social, trabajan en esta línea para poder dar una solución a los padres y madres.

Manejo de los casos

Según la guía elaborada por Sanidad, y presentada a las CC AA para su consenso, se establece que "no deben acudir al centro educativo aquellas personas que tengan síntomas compatibles con Covid-19, sean parte del alumnado, profesorado u otro personal, así como aquellas que se encuentren en aislamiento por diagnóstico de Covid-19, o en período de cuarentena domiciliaria por haber mantenido un contacto estrecho con alguna persona con síntomas compatibles con o diagnosticada de Covid-19", refleja el texto.

En el caso de que una persona presente síntomas, el centro seguirá el protocolo de actuación previamente elaborado para ello: o se le colocará una mascarilla quirúrgica, o se le llevará a un espacio separado. También se contactará con la persona responsable del manejo del coronavirus en el centro educativo, así como con los familiares. Cabe recordar que el pasado mes de junio Educación elaboró una guía en la que se establecía, entre otros puntos, que cada colegio o instituto debía contar con un "reponsable de Covid-19" para coordinar y gestionar posibles casos.

El nuevo protocolo de Sanidad también establece que la persona que acompañe al caso sospechoso "deberá llevar el equipo de protección individual adecuado". Esto es, mascarilla quirúrgica si la persona con síntomas la lleva o mascarilla FFP2 sin válvula si la persona con síntomas no se puede poner una quirúrgica (niños menores de 6 años, personas con problemas respiratorios, que tengan dificultad para quitarse la mascarilla por sí solas o que tienen alteraciones de conducta que hagan inviable su utilización). También se añade al equipo necesario una pantalla facial y una bata desechable.

El espacio en el que los casos sospechosos esperen será preferiblemente una sala para uso individual, elegida previamente, que cuente con una ventilación adecuada y con una papelera de pedal con bolsa, donde tirar la mascarilla (si es necesaria su renovación) y los pañuelos desechables. La sala deberá ser ventilada, limpiada y desinfectada tras su utilización.

En caso de que la persona afectada sea menor de edad, se contactará con la familia o tutores legales para que acudan al centro para su recogida, que deberán contactar tan pronto como sea posible con su centro de salud de atención primaria de referencia o llamar al teléfono de referencia de su comunidad autónoma.

En caso de que la persona afectada sea trabajadora del centro se pondrá en contacto con su Servicio de Prevención de Riesgos Laborales, el centro de salud o con el teléfono de referencia de la comunidad autónoma, y se seguirán sus instrucciones. A su vez, la persona afectada se considera caso sospechoso y deberá permanecer aislada en su domicilio hasta disponer de los resultados de las pruebas diagnósticas.

Gestión del contagio

Sanidad también elabora una guía en el caso de que haya casos confirmados. A efectos de la identificación de los contactos estrechos en el centro educativo, si el caso confirmado pertenece a un grupo de convivencia estable se considerarán contactos estrechos a todas las personas pertenecientes al grupo. En el caso contrario, si el caso confirmado no pertenece a un grupo de convivencia estable, se realizará la identificación de los contactos estrechos en el centro educativo siguiendo los criterios de la Estrategia de detección precoz, vigilancia y control

Gestión de los brotes

Se considerará brote, según Sanidad, "cualquier agrupación de 2 o más casos con infección activa en los que se ha establecido un vínculo epidemiológico". No obstante, hay diferentes posibilidades a tener en cuenta: Por un lado están los "brotes controlados o casos esporádicos", cuando las cadenas de transmisión están bien definidas. Esta situación, dice Sanidad, se puede dar en un único grupo o, simultáneamente, en varios grupos de convivencia estable que sean independientes. En este caso habrá aislamiento de los casos e identificación y cuarentena de los contactos de cada grupo o clase independiente.

Los "brotes complejos o transmisión comunitaria esporádica" aparecen cuando las cadenas de transmisión no se pueden identificar con facilidad o aparecen diversas ramificaciones. "En este caso se estudiarán la relación existente entre los casos y se valorará la adopción de medidas adicionales como la ampliación del grupo que debe guardar cuarentena, cierre de clases o líneas".

Por último, la "transmisión comunitaria no controlada" surge cuando aparece un número elevado de casos sin control alguno. En esta situación, los servicios de salud pública de las comunidades autónomas realizarán una evaluación de riesgo para considerar la necesidad de escalar las medidas, valorando siempre en última instancia y como la última de las opciones, el cierre temporal del centro educativo.

Adaptaciones programáticas

A su vez, y para contrarrestar los efectos de la crisis sanitaria y económica en el aprendizaje de los alumnos, los centros educativos tendrán que hacer adaptaciones para concretar los contenidos programativos esenciales que tendrán que ser validadas por las comunidades autónomas concretas. También tendrá que haber novedades en materia digital, ha señalado Celaá.

Normas
Entra en El País para participar