El BCE mantiene la compra semanal de activos por debajo de los 20.000 millones

Adquiere 15.50 millones de euros en el plan especial antipandemia, hasta los 483.899 millones de euros

El BCE mantiene la compra semanal de activos por debajo de los 20.000 millones
EFE

El BCE continúa muy vigilante ante la evolución actual de la pandemia y su impacto económico, pero por el momento no ha modificado el ritmo de adquisición de las últimas semanas, que continúa siendo moderado, por debajo de los 20.000 millones de euros semanales. Durante la semana pasada, adquirió un total de 19.573 millones de euros dentro del conjunto de programas de compra puestos en marcha, entre los que destaca sin lugar a dudas el plan extraordinario antipandemia, con compras por 15.050 millones de euros. 

Las cuantías son muy parecidas a las de la semana precedente, en la que el BCE adquirió un total de 19.926 millones de euros, de los que 14.979 millones correspondieron al programa especial de compras antipandemia. Este programa, lanzado de forma urgente en el mes de marzo ante la fuerte inestabilidad financiera, va camino de alcanzar el medio billón de euros y suma ya los 483.899 millones de euros.

El BCE tiene previsto emplear los 1,35 billones contemplados en ese programa extraordinario, que se ha convertido en su principal herramienta de política monetaria. La profundidad de la crisis llevó a la institución en junio a elevar su cuantía en 600.000 millones de euros y a prolongar su vigencia hasta al menos junio de 2021, además de anunciar la reinversión de los vencimientos hasta finales de 2022 como mínimo.

El mes de septiembre será en todo caso un mes de reevaluación en profundidad de las medidas de política monetaria, a la vista de cómo los rebrotes del coronavirus y las nuevas restricciones pueden estar impactando en la economía de la zona euro y después de que el BCE no incluyera en las previsiones económicas que avanzó en junio el efecto de la aprobación del fondo europeo de reconstrucción por 750.000 millones de euros.

El regreso de la operativa en mercado y de las emisiones soberanas, junto con las turbulencias que puedan surgir ante la renovada incertidumbre por el virus, podrían volver a elevar las compras semanales del BCE, que en los momentos de mayor agitación de meses atrás superaron ampliamente los 30.000 millones de euros. Durante la pasada semana, el BCE apenas adquirió 3.055 millones en bonos soberanos y otros 945 millones en deuda corporativa.

Normas
Entra en El País para participar