Energía

Iberdrola firma un contrato de suministro en Estados Unidos con Puget Sound Energy

La electricidad procederá de un parque de Oregón con una capacidad de 200 MW

Iberdrola firma un contrato de suministro en Estados Unidos con Puget Sound Energy

Avangrid Renewables y la utility Puget Sound Energy (PSE) han alcanzado un acuerdo de compraventa de energía a largo plazo (PPA) por el que la filial estadounidense de Iberdrola suministrará a la energética del Estado de Washington electricidad producida por el nuevo parque eólico Golden Hills, que el grupo que preside Ignacio Sánchez Galán comenzará a construir en el condado de Sherman, en el Estado de Oregón.

La instalación, con una potencia instalada de 200 MW entrará en operación previsiblemente a finales de 2021, según informa Iberdrola. El desarrollo de este parque eólico, el decimotercero que el grupo construye en el noroeste de Estados Unidos, supone un paso adelante en la estrategia de Avangrid Renewables que cuenta con una cartera de proyectos renovables en Norteamérica con una capacidad de 19.000 MW, añade la energética española.

Golden Hills, que podrá generar anualmente energía sostenible para abastecer el consumo de 60.000 hogares, permitirá a PSE contar con nueva capacidad renovable para suministrar a sus clientes, especialmente durante los meses de invierno cuando aumenta la demanda eléctrica. Asimismo, contribuirá a que tanto PSE como el Estado de Washington cumplan con sus objetivos en materia de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero.

El proyecto aportará un significativo impacto socio-económico en la región, tanto durante su construcción como una vez que inicie su operación, añade Iberdrola. En este sentido, la compañía estima la creación de 250 puestos de trabajo durante su fase de construcción, mientras que una docena se encargarán de su operación y mantenimiento.

El parque eólico de Golden Hills tendrá un impacto económico de unos 220 millones de dólares, en concepto de contribución fiscal y arrendamiento de terrenos, proporcionando una relevante fuente de ingresos a las economías locales.

Iberdrola gestiona uya un buen número de acuerdos de compraventa de energía a largo plazo en mercados como España, el Reino Unido, Estados Unidos y México, procedentes de proyectos eólicos y fotovoltaicos con una potencia superior a 2.500 MW. En España, la compañía ha promovido esta modalidad con carácter pionero con empresas de diferentes sectores, como la banca, las telecomunicaciones, el sector cervecero, la distribución y las marcas deportivas.

Según ha reiterado Iberdrola, “la electrificación actuará de palanca de la recuperación económica y el empleo en el mundo post-covid” y, por ello, contempla realizar este año inversiones por valor total de 10.000 millones de euros en el mundo que movilizarán proyectos, la actividad industrial de la cadena de valor y la innovación en ámbitos como la energía renovable, las redes inteligentes y los sistemas de almacenamiento de electricidad a gran escala.

32.700 MW

Iberdrola es líder en energías renovables en España, con una capacidad instalada eólica de más de 6.000 MW y más de 16.500 MW de renovables en general (incluyendo la hidráulica). En el mundo, este volumen se eleva a más de 32.700 MW, que convierten a su parque de generación en uno de los más limpios del sector energético, recuerdan en la compañía.

Muchas de las nuevas plantas tienen vendida la producción antes de su construcción, a través de los contratos de compraventa a largo plazo o PPA (Power Purchase Agreement), a un precio prefijado, entre un productor que desarrolla el proyecto y un consumidor (empresas que necesitan grandes volúmenes de electricidad) o entre un productor y un comercializador que revenderá después la energía.

 

 

 

Normas
Entra en El País para participar