Tim Cook accede al club de los milmillonarios con la acción de Apple en órbita

La firma de la manzana roza el hito de los dos billones de dólares de capitalización bursátil, ajena a los envites del Covid-19

Tim Cook, presidente ejecutivo de Apple.
Tim Cook, presidente ejecutivo de Apple. Getty Images

Apple bate registros sin su líder tecnológico. Nueve años después de que Steve Jobs se bajase del barco y confiase a Tim Cook el liderazgo de la firma de Cupertino, la tecnológica de la manzana tiene un valor bursátil nunca antes visto. La semana pasada las acciones de la compañía escalaron hasta rozar una capitalización en Bolsa de dos billones de dólares, casi dos veces el PIB español.

Cuando Jobs murió, la empresa estaba valorada en 350.000 millones de dólares. Cook, por su parte, se ha unido a un club exclusivo de directores ejecutivos que no fundaron las compañías que lideran: su fortuna ha sobrepasado los 1.000 millones de dólares,  840 millones de euros, según cálculos del índice de billonarios de Bloomberg. La riqueza del empresario se basa en estimaciones a partir de declaraciones regulatorias y la aplicación del rendimiento de mercado de un inversor rico medio a sus ganancias por la venta de acciones.

Cook desveló en 2015 que tenía la intención de donar la mayor parte de su fortuna. Hasta el momento, ya ha regalado acciones de Apple por valor de millones de dólares. Hussein Kanji, miembro de la firma Hoxton Ventures, aseguró a Bloomberg que "este ciclo tecnológico ha sido mayor y más duradero de lo que pensaba". Kanji pide tener precaución con las perspectivas de Apple a largo plazo, si bien reconoce que "de todos estos valores, Apple se ha convertido en la mayor máquina generadora de efectivo de la historia".

Las cinco grandes

La capitalización de la firma de la manzana es un reflejo del curso que han seguido los mayores valores tecnológicos, conocidos como FAANG (Facebook, Amazon, Apple, Netflix y Google). Es decir, las cinco grandes tecnológicas cotizadas del Nasdaq.

Sin embargo, la bonanza viene de la mano de una investigación antimonopolio del Congreso de EE UU a las compañías de Cook, Jeff Bezos, Sundar Pichai (Alphabet) y Mark Zuckerberg. Mientras que el fundador de Amazon y el de Facebook poseen amplias participaciones en sus empresas (11,08% y 16,7% respectivamente), el camino de Cook para entrar en el selecto club fue más progresivo.

Su participación es menor que la de Bezos o Zuckerberg en sus emporios digitales

La mayor parte de su fortuna estimada procede los bonus y remuneraciones recibidos desde que se unió a Apple en 1998, donde ha recibido elogios por dominar la compleja cadena de suministro de la compañía.

El directivo consiguió en su primer día como CEO un bonus masivo en forma de un paquete de acciones. Un capital que se ha desembolsado en incrementos anuales; parte de ellos dependen de que las acciones de Apple superen al menos a dos tercios de las empresas del S&P 500. A menos que se produzca una caída repentina en el precio de las acciones de Apple, Cook está a punto de recibir su noveno pago del premio, que consiste en 560.000 acciones, a 459 dólares cada una, a finales de este mes.

Alrededor de la mitad de ellas probablemente serán retenidas vía impuestos, pero el resto debería aumentar la fortuna de Cook en otros 100 millones de dólares. Actualmente es propietario de 847.969 acciones directamente, alrededor de 0,02% de las acciones de Apple, por valor de unos 375 millones de dólares. Las ganancias de las ventas de acciones anteriores, los dividendos y otras compensaciones añaden otros 650 millones de dólares a su patrimonio neto, según calcula Bloomberg.

Posiciones de otros CEOs

La participación de Cook en la firma de Cupertino es bastante baja comparada con la de los dirigentes de las grandes tecnológicas rivales, como Bezos, Zuckerberg o el propietario de Tesla, Elon Musk. Las acciones de Apple se distribuyen de forma amplia entre distintos inversores y ejecutivos, de forma que se detectan pocos billonarios entre sus empleados.

Cuando Steve Jobs dejó la presidencia, en 2011, Cook ya había ejercido como director ejecutivo interino. Sin embargo, inversores y analistas se mostraban preocupados por que Apple no fuese capaz de innovar con la misma profusión del pasado. Más allá del iPhone, la compañía no ha presentado en los últimos años ningún producto innovador que lleve un sello propio y, pese a ello, ha prosperado.

Los CEO de Amazon, Jeff Bezos; Apple, Tim Cook; Alphabet, Sundar Pichai, y Facebook, Mark Zuckerberg.
Los CEO de Amazon, Jeff Bezos; Apple, Tim Cook; Alphabet, Sundar Pichai, y Facebook, Mark Zuckerberg. AP

Cook ha sido el encargado de supervisar dispositivos como el iPhone X y el Apple Watch, nuevos servicios como Apple Music, y ha adentrado a la empresa en los campos de los vehículos autónomos y las gafas de realidad aumentada. Incluso la pandemia ha propulsado los productos de las firmas tecnológicas y los clientes se han vuelto más fieles a sus productos fetiche.

Durante la presentación de sus últimos resultados, Cook se refirió a las dificultades que enfrentan las familias y empresas. "No tenemos un enfoque de suma cero para la prosperidad", dijo en una conferencia telefónica. "Especialmente en tiempos como este. Estamos centrados en crecer, asegurándonos de que nuestro éxito no es solo nuestro éxito".

Cuatro pinceladas sobre el líder de Apple

  • Comienzos en la competencia. Inició su carrera conocida trabajando en IBM durante 12 años, siendo su último puesto el de director de North American Fulfillment. Posteriormente trabajó como jefe de Operaciones de la División de Distribución en Intelligent Electronics y después se incorporó como vicepresidente para Materiales Corporativos en la empresa informática Compaq, donde estuvo seis meses, hasta que fue contratado por Steve Jobs.
  • Repartidor de periódicos. Durante su juventud, el empresario repartía por las calles el periódico local, el Press-Register, en su Alabama natal. Otra gran fortuna, el fundador de Berkshire Hathaway Warren Buffett, hizo lo propio de joven, en su caso en Nebraska.
  • Instinto empresarial. Cuando estaba en la universidad, Cook trabajó en una empresa de aluminio. Por aquel entonces, esta prescindió de gran parte del personal y él pudo trabajar de cerca con el presidente de la firma.
  • Ofertas rechazadas. Estando ya en Apple, Cook recibió ofertas de empresas de primera línea, deseosas de que fuera su director ejecutivo (Dell, Motorola). Sin embargo, se mantuvo fiel al ecosistema de Cupertino.   
Normas
Entra en El País para participar