PMMT, hospitales que se adaptan en 48 horas a una crisis sanitaria

La firma diseña estructuras para gestionar periodos de extrema tensión

En Gerona, la empresa construye un centro con esta filosofía

Hospital compacto Covid PMMT
Modelo i-Covid PMMT Hospital System, diseñado por PMMT durante la pandemia.

Han aprovechado el confinamiento para innovar. En lugar de aplicar un ERTE (expediente de regulación temporal de empleo) a sus 40 trabajadores, PMMT se ha centrado en diseñar nuevos modelos arquitectónicos para afrontar mejor las emergencias sanitarias como la que hemos sufrido en los últimos meses.

Especializada en la construcción hospitalaria, la firma catalana ha diseñado tres modelos de sanatorios preparados para gestionar situaciones límite.

“Tuvimos la suerte de que, nada más empezar la pandemia, algunas Administraciones públicas confiaran en nosotros para que les ayudáramos a diseñar un modelo de hospital especializado en Covid con nuestras metodologías de investigación”, explican Patricio Martínez y Maximià Torruella, fundadores de PMMT Arquitectura.

El resultado ha sido tres nuevos modelos de sanatorios focalizados en gestionar periodos de extrema tensión. “El modelo i-Covid PMMT Hospital System es una tipología hospitalaria desarrollada para contingencias especiales que permite apoyar a la red sanitaria existente. Es de rápida construcción y sus 256 camas pueden adaptarse a cualquier realidad local en dos semanas”, señala Torruella.

No entendemos la arquitectura como un fin, sino como una herramienta para solucionar las necesidades de nuestros clientes

Patricio Martínez y Maximià Torruella, socios fundadores de PMMT

Su organización interna y equipamiento están pensados para acompañar y adaptarse a la curva de contagios. En momentos de tregua puede destinarse a otros usos (laboratorio, hospital de día, unidad de rehabilitación). Y en solo 48 horas recupera su uso original como UCI.
Modelos

Por su parte, el modelo i-Covid Compact es un edificio parametrizado, de construcción modular y fabricado off-site. Puede ser transportado en camión hasta el solar donde se monta y conecta y, en cuestión de días, empezar a funcionar.

“También está diseñado para ser utilizado como laboratorio, sala de rehabilitación u otros usos para los que prácticamente solo es necesario cambiar el mobiliario, y permite que si de aquí a cinco años se planteara un problema como el actual, en 48 horas podría volver a su posición inicial”, puntualiza Patricio Martínez.

La cifra

20% de la plantilla se dedica a la investigación. Para PMMT, la innovación es el gran valor añadido que ofrece su arquitectura hospitalaria.

Además, añade, con una red de cuatro o cinco compacts se puede montar un gran hospital. El Gobierno catalán va a instalar este modelo de hospitales satélites y hay otras comunidades interesadas. El precio del i-Covid Compact está entre los siete y los nueve millones de euros.

Por último, el i-Covid Airbag gira en torno a actuaciones que permiten una transformación rápida del centro sanitario. Se pueden aplicar tanto en complejos de nueva edificación como en otros existentes. “Si el hospital es nuevo, el coste se mueve entre 20.000 y 50.000 euros. “En Girona estamos construyendo un gran hospital privado que será el primero que llevará la filosofía del airbag, es decir, servicios preparados para ser utilizados en momentos de emergencia”, subrayan.

Consideran que estas son tres soluciones, tanto para la sanidad pública como para la privada, para dar respuesta rápida a la necesidad urgente de infraestructuras. “La única pieza que no hemos trabajado es el hospital de campaña, puesto que nuestros proyectos tienen un carácter de permanencia”, resalta Maximià Torruella.

Hospital compacto Covid PMMT
Modelo i-Covid Compact.

La innovación ha estado siempre presente en PMMT: el 20% del equipo está dedicado íntegramente a investigar. “Desde el principio miramos qué hacían las compañías que basaban su producto en la innovación, y no nos fijamos en el sector de la arquitectura, que innova más desde el punto de vista de la inspiración pero no tanto desde los procesos, sino en empresas como Google, Apple o, mucho más cercanas, como elBulli”, cuentan.

Y creen que no se debe experimentar con el cliente, que la innovación es previa: “Los experimentos deben estar contrastados y hacerse antes de materializar un proyecto”.

Gracias a la investigación constante en diversos campos de la ciencia, la tecnología y la arquitectura, PMMT ofrece una serie de soluciones y metodologías avanzadas que marcan la diferencia con otras empresas del sector.

La arquitectura sanitaria es un sector muy especializado, son necesarios muchos años de aprendizaje para adquirir la capacidad necesaria para diseñar un edificio. “Es una especialización que no se enseña en ninguna escuela de arquitectura del mundo, con lo cual hay solo unos cuantos equipos en España capaces de hacer esto; y en el mundo pasa lo mismo. La innovación es el valor añadido en la arquitectura hospitalaria”, concluyen.

Socios y amigos de la infancia

Arquitectos fundadores PMMT
Patricio Martínez y Maximià Torruella, fundadores de PMMT.

Trayectoria. Estudiaron juntos y siempre tuvieron muy claro que querían tener una empresa de arquitectura, no un estudio o despacho técnico: “No entendemos la arquitectura como un fin, sino como una herramienta para solucionar las necesidades de nuestros clientes y superar sus expectativas”, afirman. Empezaron trabajando mucho para la Administración pública en España. Tras la crisis de 2007, desarrollaron sus proyectos en el exterior (Latinoamérica y África, sobre todo) y ahora han recuperado al cliente español.

Facturación. PMMT factura en torno a los tres millones de euros anuales, con un crecimiento sostenido que les ha permitido ganar musculatura para seguir trabajando. Tienen sede en Barcelona y en Madrid.

Investigación. Gracias a la búsqueda constante en diversos campos de la ciencia, la tecnología y la arquitectura, PMMT ofrece una serie de soluciones y metodologías avanzadas que marcan la diferencia entre un buen hospital y un sanatorio del futuro, según sus fundadores. Colaboran en I+D+i con empresas de ámbito público y privado.

Materiales saludables también para las personas

Hospital compacto PMMT
Imagen exterior del modelo compacto.

El departamento de investigación de PMMT trabaja intensamente en diferentes ámbitos. “Uno de los proyectos a los que le hemos dedicado tres años de investigación es el que llamamos arquitectura saludable”, apunta Patricio Martínez. Y agrega: “Hablamos siempre de arquitectura sostenible, que es saludable para el planeta, pero nunca hablamos de arquitectura saludable para las personas”. Son dos conceptos muy diferentes: “Puede haber un material muy saludable para el planeta pero poco para las personas o viceversa”.

Friendly materials es un método analítico, desarrollado por la compañía, que permite evaluar y comparar objetivamente cómo afectan los materiales de construcción a la salud de los espacios interiores y, en consecuencia, a la salud de sus ocupantes.

Con el proyecto Friendly materials, PMMT intenta descubrir cuáles son los materiales que afectan menos al bienestar de las personas. Con ellos han diseñado una web (Friendlymaterials.com) abierta y gratuita, donde evalúan cada producto que hay en el mercado para conocer su nivel sanitario, con una puntuación de 0 a 100. Cualquier persona interesada puede disponer de esa información. “Elegimos los materiales por su precio, sus prestaciones, su durabilidad o porque nos gustan, pero no decidimos comprarlos según un vector tan importante como es la salud”, advierten.

“Creemos que podemos elegir salud y estamos viendo que hay una mayor sensibilización. Promotores y constructores de edificios, sean de la índole que sean, empiezan a entender que el material es muy importante para la salud”, enfatiza Martínez.

Normas
Entra en El País para participar