Política monetaria

El BCE modera el ritmo de compras semanales y las reduce a mínimos

La semana pasada las compras netas de activos se situaron en los 13.813 millones

Presidenta del BCE, Christine Lagarde.
Presidenta del BCE, Christine Lagarde. Europa Press

Los expertos esperaban que así fuera y el BCE ha cumplido con el guion previsto. La menor actvidad del mes de agosto tambuén se está dejando sentir en las compras netas del BCE. La semana pasada las compras netas de activos se situaron en 13.813 millones, un 21% menos que la semana anterior y la menor cifra desde que se inició el programa. Con estas últimas compras, la institución que preside Christine Lagarde ha gastado ya 453.870 millones bajo el programa de compras frente a la pandemia (PEPP), cifra que representa el 33,6% de la cuantía total que fue incrementada en julio en 600.000 millones adicionales, hasta lo 1,35 billones. El programa estará vigente hasta mediados de 2021 y fondos que se obtengan de los vencimientos se seguirán reinvirtiendo hasta, como mínimo, finales de 2022.

Además del programa de compras de emergencia, el BCE mantiene abiertos el resto de programas que componen su plan de expansión cuantitativa o programas de compras de activos (APP), que incluye el plan de adquisición de deuda pública (PSPP), así como los programas para la compra de bonos corporativos (CSPP), la adquisición de cédulas (CBPP3) y titulizaciones (ABSPP).

En concreto, en la última semana el BCE llevó a cabo compras netas de deuda pública por importe de 5.306 millones de euros bajo su programa PSPP, cuestionado por el Tribunal Constitucional de Alemania, además de 1.660 millones en bonos de empresas y 733 millones de cédulas. El programa ABSPP vio reducida su cuantía en 48 millones. De esta manera, en el total de la semana el BCE destinó un total de 21.512 millones de euros a las compras de activos a través de sus diferentes programas vigentes.

Normas
Entra en El País para participar