Negociación colectiva

La subida salarial de los nuevos convenios se recorta al 1,6%

Entre enero y julio casi 300.000 trabajadores han firmado un nuevo convenio colectivo frente a los 1,2 millones que lo hicieron en el mismo periodo del año anterior

La subida salarial de los nuevos convenios se recorta al 1,6% pulsa en la foto

El tsunami que está viendo el mercado laboral español por el golpe de la pandemia de Covid-19, con los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) como herramienta estrella para salvar millones de empleos, ha dejado los convenios colectivos en un segundo plano.

Las negociaciones de estos convenios quedaron prácticamente paralizadas desde el inicio de la pandemia, de mediados de marzo hasta mayo. De hecho, entre enero y julio de este año, apenas 300.000 asalariados se vieron afectados por la firma de nuevos convenios frente a los 1,2 millones de trabajadores que firmaron sus nuevos acuerdos en los siete primeros meses del año pasado, según las cifras publicadas ayer por el Ministerio de Trabajo y Economía Social.

Junto a esta evidente ralentización del proceso negociador de los nuevos convenios, se observa que la pandemia ha empezado a dejar una tímida huella en las condiciones salariales que se están pactando en forma de un menor avance. Así, el aumento salarial medio pactado para 2020 en los 188 convenios firmados para casi 151.000 trabajadores en lo que va de año bajó al 1,69% frente al la subida de 1,95% que se pactó para 6,7 millones de trabajadores para 2020 en 2.438 convenios firmados en años anteriores. Las mejores perspectivas de estos ejercicios previos explica que los incrementos previstos fueran mejores.

De hecho, las previsiones de las compañías que firmaron su convenio de empresa este año, aún acordaron unas condiciones salariales más bajas: con alzas del 1,63% para 24.544 empleados frente al 1,70% de los convenios sectoriales que se han firmado en lo que va de año para 126.212 trabajadores.

No obstante, el incremento salarial pactado medio global hasta julio para 6,9 millones de trabajadores se sitúa en el 1,94% frente al 1,98% en el que arrancó el año. Esto se deben al enorme peso de los 6,7 millones cuyos convenios fueron firmados en años anteriores (con mejor situación económica) pero fijaban las condiciones salariales para 2020. Desde la patrona CEOE advierten que estos resultados son además “muy provisionales” debido a que el registro de convenios se cierra 18 meses después de terminar el año.

Además, es previsible que estos avances salariales sigan desacelerándose en meses posteriores. Muestra de ello es el convenio colectivo de las antiguas cajas de ahorros que, a finales de julio, acordó congelación salarial para 68.000 empleados hasta 2022, cuando los sueldos subirán el 0,75%.

En este escenario de parálisis negociadora, las empresas y los representantes sindicales deben empezar a negociar el próximo Acuerdo Interconfederal de Negociación Colectiva (ANC), que es la guía de las cúpulas de CEOE, CC OO y UGT para los negociadores de convenios. La idea de los firmantes evaluar en septiembre el actual acuerdo e iniciar la negociación del próximo.

El pacto vigente recomienda alzas salariales de entre el 2% y el 3% para este año, que se antojan una meta difícil para el próximo. Aunque el secretario de Acción Sindical de UGT, Gonzalo Pino, ha asegurado que los sindicatos “no renunciarán a mejoras salariales en los convenios porque sin ellas no llegará la recuperación”, Si bien, admite que el próximo pacto, como los anteriores, dará margen de adaptación a las empresas.

Normas
Entra en El País para participar