Telefónica, TIM y Claro firman un acuerdo de exclusividad para negociar la compra de los móviles de Oi

Toman ventaja frente al otro competidor, Digital Colony

Telefónica, TIM y Claro firman un acuerdo de exclusividad para negociar la compra de los móviles de Oi
EFE

Telefónica, TIM y Claro (filial de América Móvil) han dado un nuevo paso en torno a la oferta vinculante revisada presentada al Grupo Oi el pasado 27 de julio para la compra del negocio de telefonía móvil de la cuarta operadora brasileña de telecomunicaciones.

En un hecho relevante remitido en la madrugada de este sábado a la CNMV, Telefónica explica que Oi ha otorgado exclusividad a los tres socios para negociar los documentos y anexos relativos a la oferta revisada, que asciende a 16.500 millones de reales (unos 2.700 millones de euros), mediante la celebración de un acuerdo de exclusividad.

Telefónica explica que el acuerdo tiene como objetivo garantizar la seguridad y la rapidez de las negociaciones en curso entre los oferentes y Oi; permitir que, una vez hayan concluido satisfactoriamente las negociaciones entre las partes, los oferentes puedan, sujeto a las autorizaciones necesarias por parte de Oi, ser precalificados como “stalking horse” (“primer licitador”), en el proceso competitivo de venta de los citados activos de telefonía móvil del grupo brasileño, garantizando así a los oferentes el derecho a superar (“right to top”) otras propuestas recibidas en el referido proceso.

El acuerdo es efectivo hasta el 11 de agosto de 2020 y se renovará automáticamente por períodos iguales y sucesivos, salvo que alguna de las partes manifieste lo contrario.

De esta manera, Telefónica, TIM y Claro recuperan la iniciativa, una vez que el periodo de exclusividad en la negociación establecido por Oi con el grupo estadounidense Digital Colony finalizase sin acuerdo el pasado 3 de agosto.

Con la adquisición del negocio móvil de Oi, Telefónica y sus socios estarían comprando un rival, con lo que se reduciría la competencia en Brasil, uno de los mercados estratégicos del grupo español, además de eliminar la posibilidad de que Digital Colony impulsase el negocio de los operadores móviles virtuales desde su posición en las infraestructuras. Y es que el grupo norteamericano también ha presentado para adquirir las infraestructuras móviles de Oi, compañía inmersa en concurso de acreedores desde 2016, y del que pretende salir con un plan de desinversiones.

El consejero delegado de Telecom Italia, Luigi Gubitosi, advirtió esta misma semana que la primera parte del proceso debería concluir antes de final de agosto, tras haber recibido el visto bueno de los acreedores de Oi. No obstante, el directivo advirtió de que, posteriormente, habrá un largo proceso judicial, que podría extenderse hasta el cuarto trimestre de 2021.

Y es que, cualquier operación en torno a Oi deberá ser aprobada por la autoridad de la competencia de Brasil (CADE). Si fueran Telefónica, Telecom Italia y América Móvil los compradores, el análisis sería mucho más profundo, puesto que implica que las tres mayores operadoras móviles de red estarían comprando el cuarto operador, y se reduciría el número de telecos móviles de red. Una situación, no obstante, que se ha dado en otros países como Alemania y EE UU.

Normas
Entra en El País para participar