Ricardo Fernández: “Ya hay reservas para ir al Caribe en 2021”

Asegura que la seguridad sanitaria será un nuevo destino turístico

Ricardo Fernández: “Ya hay reservas para ir al Caribe en 2021”

Desde hace año y medio, Ricardo Fernández (Madrid, 1984) dirige Destinia, compañía de reservas de viajes, hoteles y vuelos, que da empleo a 250 personas y tiene abiertas oficinas en cinco países; España, Suiza, Irán, Egipto y Brasil. Licenciado en Administración de Empresas y Derecho, anteriormente residió en Suiza ejerciendo como responsable de una plataforma de distribución hotelera, a dónde llegó procedente de la compañía que ahora gestiona, donde fue director de estrategia entre 2015 y 2017.

¿En qué momento se encuentran con la grave crisis que atraviesa el turismo?

Nosotros, como compañía, estamos en un momento especial, porque entre otras razones nunca hemos dado entrada a fondos de capital. Seguimos siendo independientes y vamos a salir reforzados. Hemos perdido un 20% con respecto al año anterior, y creemos que a esto también nos ha ayudado que hemos sido de los primeros en hacer una campaña de publicidad, con apariciones en televisión. Creamos la empresa en los años 90, cuando la creación de las punto.com. Hemos crecido menos rápido que otros, que han sido más de facturación, y nosotros más de beneficios. En marca hemos crecido un 66%. Preferimos ver las cosas positivas.

¿Por ejemplo?

En cuota de mercado saldremos reforzados en un par de puntos porcentuales, con un 2%, y con un aumento del 66% de reconocimiento de marca. Hay que tener en cuenta que el mundo del travel en España mueve más de 7.000 millones de euros, y eso supone un margen de mejora.

¿Cómo afrontaron las cancelaciones de reservas durante la pandemia?

En marzo pasamos de 100 a un 5% de reservas, pero no podíamos dejar de trabajar porque teníamos miles de devoluciones y gestiones para los clientes. De marzo a abril trabajamos a destajo, con cero ingresos. Lo hemos intentado gestionar todo de la mejor manera, y se han estabilizado las devoluciones. La gente se está animando otra vez, y aunque julio no ha salido bien, para agosto se ha vendido un 80%, la mayoría a clientes españoles.

¿Ha cambiado la manera de viajar?

Sí, ahora se es cien por cien más responsable. La gente está siendo muy prudente, se consume producto doméstico. España ahora es para los españoles, como Italia es para los italianos. Se reservan sobre todo hoteles porque la gente prefiere irse en coche. También se empieza a reservar para Reino Unido, y ya hay reservas para ir al Caribe en 2021. Es sobre todo turismo vacacional lo que se está moviendo, lo urbano no empezará a recuperarse hasta septiembre. Entre el 60 y el 70% de las ventas es a la costa, y la mayoría reembolsable. Afortunadamente, en la industria española no ha habido quiebras. Por ejemplo, en Sudamérica han quebrado aerolíneas, aquí han aguantado.

¿Cuándo prevé que se recupere el turismo?

Hemos abierto más tarde y hemos perdido competitividad, por ejemplo, frente a Grecia. El vacacional se recuperará. Madrid depende más del turismo asiático y este va a tardar un poco más. Hay dos velocidades en turismo, el de sol y playa se va a recuperar, y el destino cultural, de eventos, congresos y ferias, de momento, está muerto. Y el Ayuntamiento de Madrid debería enfocarse en eso.

¿Cuáles eran sus previsiones de crecimiento previas a la pandemia?

A comienzos de año teníamos previsto superar los 200 millones de euros de facturación, pero con esta crisis todo esto se ha quebrado para este año, en el que hemos decidido aprovechar las oportunidades que surgen. Esto supone una cura de humildad. Pocas compañías aguantan un cerrojazo como este. Ahora hay una oportunidad para todos, toca hacer tabla rasa y replantearse muchas cosas. Para el año que viene nuestro objetivo es crecer por encima de esa cifra, aunque ahora hay que sobrevivir, coger más cuota de mercado, y controlar los costes al máximo.

La industria del turismo es global, ¿cuánto tardará en recuperarse?

A nivel mundial, el mercado aéreo tardará en recuperarse por lo menos dos o tres años. En nuestro caso, que estamos enfocados a hoteles recuperaremos los niveles previos a la crisis en 2021. También hay otros factores exógenos, como es el componente ecológico que también afectará en cuanto al número de vuelos con respecto a los que se hacían. La seguridad sanitaria se venderá como destino. España tiene a favor que la infraestructura que tiene es buena.

¿Los precios han subido?

Las aerolíneas han bajado, pero van a subir en los próximos dos años. Los hoteles han bajado entre un 15 y un 20%. En cambio, las casas rurales y los alojamientos vacacionales se agotaron con los precios más altos. Esto es como la final de la Champions.

Precisamente, la última fase de la Champions se juega en Lisboa, ¿han tenido un repunte de las reservas para esta ciudad?

Los partidos se celebran a puerta cerrada, y lo que hemos notado es que la gente está siendo prudente. No hemos notado ese repunte. Manejamos numerosos algoritmos, y el 80% nos dicen que todo va bien, con un crecimiento razonable. Somos prudentes, pero optimistas.

Normas
Entra en El País para participar