Guerra tecnológica

El ultimatum a TikTok de venta o prohibición en EE UU desata la ira de China

China teme que tras el boicot a Huawei y TikTok, EE UU aplique políticas similares contra otras empresas chinas exitosas

Banderas chinas y estadounidenses rodean un logo de TikTok.
Banderas chinas y estadounidenses rodean un logo de TikTok.
Madrid / Washington

El ultimátum de Washington a ByteDance, propietaria china de TikTok, ha desatado fuertes críticas  en China, donde el gobierno de Pekín cada vez está más convencido de que EE UU tiene como objetivo torpedear los esfuerzos de China para hacer crecer su tecnología y frenar por la vía de la prohibición el avance a nivel global de las empresas chinas exitosas.

La ira ha crecido tras asegurar este lunes el presidente de EE UU, Donald Trump, que su Gobierno prohibirá la popular aplicación de microvídeos TikTok a partir del próximo 15 de septiembre si no alcanza un acuerdo de venta sobre sus operaciones en EE UU antes de esa fecha. El dirigente aprovechó la ocasión también para valorar positivamente el interés de Microsoft para hacerse con el negocio estadounidense de la app china.

La compañía dirigida por Satya Nadella confirmó ciertamente el domingo su interés en adquirir el servicio de de TikTok, propiedad de la startup china ByteDance, en EE UU, Canadá, Australia y Nueva Zelanda. Curiosamente, todos los países de la alianza de inteligencia Five Eyes (solo falta el Reino Unido). Microsoft también precisó, a través de un comunicado, que tomaría una decisión al respecto antes del 15 de septiembre.

Tras ese aviso tasado en el tiempo de Trump, en China se teme que lo mismo que le ha pasado a Huawei y ZTE, y ahora a ByteDance, pueda extenderse a otras aplicaciones de propiedad china como es el caso de WeChat, perteneciente a Tencent, el único nombre, además de TikTok, que citó el pasado domingo el secretario de Estado de EE UU, Mike Pompeo, cuando amenazó con prohibir otras empresas tecnológicas que están “enviando datos directamente al Partido Comunista Chino”.

En esta línea, esta tarde (hora española) la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Kayleigh McEnany, indicó que Trump y Pompeo han asegurado que realizarán “una acción en los próximos días” contra esas aplicaciones por motivos de seguridad nacional”.

La venta de las operaciones de TikTok en EE UU a Microsoft también podría afectar a otras compañías de internet chinas que han albergado aspiraciones globales, como Alibaba y Tencent, señala The Wall Street Journal. Según el periódico estadounidense, para las autoridades chinas la presión de Washington para la venta de TikTok es una prueba más de que cualquier compañía tecnológica china con éxito internacional es vista por la Administración de Trump como un desafío a su primacía tecnológica, con independencia de cuál sea su producto o negocio.

Un editorial del periódico Global Times, ligado al gobierno chino, aseguró este lunes que el tratamiento que está dando EE UU a Huawei y a ByteDance, a la cual también han amenazado con meter en la lista negra de comercio estadounidense, es un indicativo de los esfuerzos de la Administración de Trump para separar su economía de la de China.

También el China Daily aseguró este martes que China no aceptará lo que ha calificado de “robo” de una empresa china (Global Times lo tilda igualmente de "caza y saqueo de TikTok por parte de EE UU" y afirma que responderá a las acciones de Washington para empujar a ByteDande a vender TikTok en EE UU y otros países.

Los usuarios de la red social Douyin, la versión china de TikTok, han criticado mucho la posible prohibición de la plataforma en EE UU y han sugerido que Huawei podría comprar las operaciones de Apple en China, según informa el periódico económico estadounidense. Precisamente este martes algunos medios en EE UU también indicaron que la compañía de la manzana estaba interesada en comprar el negocio estadounidense de TikTok, que cuenta con unos 100 millones de usuarios en ese país, algo que un portavoz de la compañía negó.

El portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino, Wang Wenbin, ha asegurado que su país se opone a las "políticas discriminatorias" de Washington contra las empresas de software de China. También acusó a EE UU de plantear una "presunción de culpabilidad sin pruebas" (referido a que TikTok filtra información de sus usuarios al Gobierno chino) y de politizar las cuestiones económicas.

Normas
Entra en El País para participar