Aerolíneas

Ryanair y Easyjet, las que animan el tímido resurgir del tráfico aéreo en Europa

Eurocontrol advierte de un déficit de capacidad en el aeropuerto de Málaga

Aeropuerto de Málaga-Costa del Sol el pasado junio, durante la desescalada.
Aeropuerto de Málaga-Costa del Sol el pasado junio, durante la desescalada.

Ryanair y Easyjet pelean por el mermado tráfico aéreo de este verano. Según información de Eurocontrol, la low cost irlandesa lidera claramente la lista por volumen de vuelos, con cerca de 900 diarios, y un alza del 3% en la segunda quincena de julio. Su rival británico despertó más despacio, pero el aumento de operaciónes es del 83%, hasta las 610 por jornada a 29 de julio. Jugó a favor la reactivación de su oferta en Italia y Francia.

Se cumple, a la vista de los detalles aportados, la previsión de que partirían con ventaja las compañías enfocadas a vuelos de corto y medio radio tras el bloqueo del transporte aéreo en medio planeta. Los vuelos de larga distancia continúan aletargados entre restricciones y el temor a volar.

Hay que bajar a los puestos 26 y 27 para encontrar a Air Europa e Iberia por número de vuelos diarios

Inmediatamente después de las dos grandes del low cost europeo aparecen Turkish Airlines (602) y Air France (434), la turca con un crecimiento del 6% y la francesa con una caída del 2% en la segunda quincena de julio.

La primera referencia española es Vueling, en décimo lugar, con 260 despegues diarios y un comportamiento plano de su oferta. Volotea es duodécima, con 236 vuelos y una subida del 69%. Y hay que bajar a los puestos 26 y 27 para encontrar a Air Europa e Iberia, la primera con 110 vuelos (+4%) y la segunda con 109 (+25%). Detrás de ellas, Norwegian y Jet2.

Capacidad en tierra

El difícil escenario en que compiten las aerolíneas se traslada a diario a la planificación en los aeropuertos. Y el de Málaga, operado por Aena, destaca por ser el único europeo que inicia agosto con déficit de capacidad frente a la demanda potencial, según Eurocontrol.

Hasta ayer, la dirección de Aena y del aeropuerto optaban por tantear el mercado al minuto para tomar decisiones, pero es probable que Málaga tenga que ampliar capacidad este agosto para evitar problemas.

La infraestructura opera al 52%, lo que supone margen para atender 255 movimientos diarios. Lejos de los 279 a 351 vuelos que estima el organismo de control para el aeropuerto andaluz.

En toda Europa tan solo se observan problemas puntuales de capacidad a corto plazo en el aeropuerto germano de Stuttgart debido al movimiento de salida y retorno de turistas, especialmente en vuelos de bajo coste.

En la red de Aena, los aeropuertos con mayor tránsito, a excepción de Málaga-Costa del Sol, parecen haber ajustado menos. Madrid está funcionando al 91% y se prevén entre 484 y 547 vuelos diarios de aquí a mediados de septiembre, lo que no debería ofrecer problemas de capacidad. Barcelona, al 62%, cubre los 471 a 549 movimientos estimados, y Palma de Mallorca opera al 70%, con espacio suficiente para los 546 a 564 vuelos diarios que se esperan en las próximas 40 jornadas. Alicante está al 72% y Gran Canaria, los dos de Tenerife o Ibiza funcionan al 100%.

Las perspectivas de Eurocontrol para agosto y la primera mitad de septiembre es que el tráfico pueda alcanzar, en días pico, el 60% de los registros de agosto de 2019. Hasta ahora, ocho de cada diez vuelos son intraeuropeos, con el largo radio aún bajo mínimos.

Normas
Entra en El País para participar