Linke, soñar desde el suelo con los pies en la nube

Su negocio principal son las migraciones de sistemas SAP a la plataforma pública ‘cloud’ de Amazon Web Services

Linke
La sede en Barcelona tiene todas las comodidades de un hogar, buscando el bienestar de los trabajadores.

“Los inicios fueron duros. Cometimos tantos errores que dan para hacer el libro que, seguro, ya está escrito. Les ha pasado a todos y, como a los demás, nos ha servido para aprender”. Diez años después de fundar Linke con Ricardo Casanovas, su socio y responsable de la dirección tecnológica e innovación, el CEO Chabier Sanvicente sigue considerándose un empresario novato al frente de esta consultoría referente en España de las tecnologías SAP en la nube.

A pesar de las dificultades iniciales marcadas por el contexto económico de 2010, cuando encontrar financiación en plena crisis no era lo más sencillo para dos emprendedores con poco más de 30 años y un proyecto altamente innovador, terminaron el año formando un equipo de cinco personas a base de mucho “esfuerzo y calidad”. Hoy, son una gran familia de cerca de 90 personas “comprometidas e implicadas” en un trabajo “muy exigente”.

El desarrollo propio, la internacionalización y la diversificación se suman al crecimiento de la empresa

“En la situación en la que estamos parece que se han normalizado valores como el de la conciliación. Pero Linke, desde sus inicios, incorporó el teletrabajo”. Los contratos son por objetivos, no por horarios fijos. Dando una “libertad responsable, somos capaces de generar un entorno en que todo el mundo se encuentra a gusto profesionalmente y, a la vez, es capaz de conciliar”.

Incluso, en sus oficinas tratan de procurar el bienestar de sus empleados; su sede en Barcelona se localiza en una bonita casa rodeada de 1.000 metros cuadrados de jardín con todas las comodidades de un hogar.

Nos definen las ganas de traer algo nuevo al espectro de la consultoría SAP y hacerlo en un ambiente diferente

Chavier Sanvicente, CEO de Linke

“A día de hoy, las ganas de traer algo nuevo al espectro de la consultoría SAP y hacerlo en un ambiente diferente son las dos características que nos definen dentro y fuera de Linke”, asegura Sanvicente quien, como Casanovas, es informático de formación y zurdo. De ahí el nombre de la empresa. “No queríamos que tuviera referencia a ningún tipo de tecnología porque no sabíamos qué nos iba a deparar el futuro, pero sí queríamos que nos uniera porque somos los fundadores, el alma del proyecto”, recuerda. Entonces repararon en que ambos son siniestros y el resultado es “izquierda” en alemán.

Buscaron entre varios idiomas porque les gusta trabajar sin límites. De hecho, dieron el salto empresarial al entender que la tecnología estaba avanzando a gran velocidad y existía una oportunidad de innovación en el mundo de la consultoría SAP que no se estaba aprovechando.

Crisis como oportunidad

“Nuestro negocio principal es ayudar a los clientes a llevar sus sistemas a la nube de Amazon Web Services (AWS), pero, conforme hemos ido creciendo como empresa y nos hemos diversificado al amparo de AWS, hemos generado otras líneas de negocio de diseño de soluciones, apoyándonos en tecnologías más disruptivas como la inteligencia artificial, los asistentes de voz o el internet de las cosas”, explica el CEO de Linke.

Eso les ha permitido montar un call center virtual en menos de dos meses para que una empresa pudiera seguir dando servicio a sus clientes de forma remota en medio de las especiales circunstancias que ha traído consigo el Covid-19. No tiene que ver con el negocio principal, pero gracias a la innovación que aporta la nube “la hemos podido fidelizar en estos tiempos tan difíciles”, apunta Sanvicente.

Ricardo Casanovas y Chabier Sanvicente, socios y fundadores de Linke.
Ricardo Casanovas y Chabier Sanvicente, socios y fundadores de Linke.

Es más, a diferencia de muchas empresas, la actividad de Linke ha experimentado un crecimiento en plena crisis del coronavirus. Después de que sus líneas de negocio registraran mejoras en el primer trimestre del año, con un incremento del 30% de su unidad de consultoría, de un 25% la ejecución de proyectos en la plataforma de nube pública AWS y de un 102% la comercialización de productos propios que optimizan la inversión de los clientes en cloud, la tendencia positiva se ha mantenido durante el segundo semestre.

En Linke tampoco se ponen límites geográficos. No lo hicieron en sus inicios, seducidos por una aventura americana demasiado precipitada que les sirvió para hacerse un nombre, lograr contactos y cometer uno de esos errores de los que se aprende. Tampoco lo van a hacer ahora que su mercado ya está maduro en países como Francia y Suecia, donde ya han abierto oficinas, o como Reino Unido y Alemania, donde tienen previsto dar el próximo salto al exterior.

Las claves del éxito

La empresa espera llegar al centenar de empleados a final de año.
La empresa espera llegar al centenar de empleados a final de año.

Los clientes. Linke trabaja con todo tipo de sectores: hostelería, energía, telecomunicaciones… Ofrece servicios de consultoría SAP en la nube a Barceló Hotel Group, Majestic Resorts, Avoris, Serunion, Madrileña Red de Gas, Simon, Engie o Grupo SM.

La inversión. En 2019, la compañía destinó 500.000 euros a desarrollar soluciones propias con el objetivo de que las empresas saquen más partido de sus inversiones en cloud y SAP. Actualmente, cuenta con cuatro de estas soluciones.

La innovación. El desarrollo de asistentes virtuales de voz ha supuesto la entrada en la inteligencia artificial. El equipo de la compañía, especializado en aplicaciones basadas en Amazon Alexa, ya ha trabajado en proyectos para diferentes clientes.

“La internacionalización es uno de nuestros grandes retos. Ya tenemos clientes en unos 15 países operando desde España, pero vimos que había una demanda que cubrir y una falta de especialización en mercados maduros donde nuestro discurso puede encajar con facilidad sin tener que ser predicadores como al principio fuimos aquí, donde hasta que no se consolidó la nube no explotamos como empresa”, recuerda el CEO de Linke, quien, en el caso de Francia y Suecia, señala oportunidades concretas para estar más cerca de “clientes que son prescriptores y referentes para poder abrir más negocio y desarrollarlo”.

A corto y medio plazo, la intención es consolidar estos dos mercados y abrir otros nuevos allí donde el uso de la nube permita hacerlo con facilidad, fundamentalmente en las regiones de EMEA (Europa, Oriente Medio y África) y en aquellas por las que Amazon Web Services está apostando.

“Nuestro gran objetivo era ser referentes de las tecnologías SAP en la nube”, anhela Chabier Sanvicente, y en ese aspecto innovador “somos, sin duda, uno de los referentes de este país, queremos serlo a nivel europeo y, por qué no, a escala mundial en el futuro”. Por qué no. Todo pequeño gigante ha llegado a lo más alto aprendiendo de los errores, buscando la excelencia y superando los límites.

 

Son tiempos para la tecnología

La nube permite adaptar la actividad empresarial.
La nube permite adaptar la actividad empresarial.

La emergencia sanitaria ha golpeado duramente al tejido productivo del país. Pero no a todas las empresas ni con la misma intensidad. Desde Linke entienden que las más digitalizadas han podido responder mejor a la situación generada por la pandemia durante el estado de alarma y el modelo cloud ha sido fundamental en la evolución a modelos digitales.

Además de adaptar sus infraestructuras y sistemas a las nuevas circunstancias, las empresas pudieron montar en cuestión de unas pocas horas servicios VPN para el teletrabajo o call centers virtuales para mantener su actividad. Si lo hubieran hecho en sus instalaciones, exponen desde Linke, habrían tenido que comprar el hardware y el software que, además de incrementar los costes, habría dilatado los tiempos para volver a dar servicio con normalidad.

Haciendo uso de las posibilidades de la nube, la política de diversificación de Linke ya había dado lugar a innovadoras líneas de negocio, que “se hacen mucho más necesarias en situaciones como la que estamos viviendo”, admite el CEO de la empresa, donde han visto un crecimiento del interés de nuevos clientes por unas soluciones adaptadas a unos tiempos inevitablemente tecnológicos.

Normas
Entra en El País para participar