Información al supervisor

La CNMV obliga a las cotizadas a revelar si cumplen el nuevo Código de Buen Gobierno

El organismo que preside Sebastián Albella modifica el modelo del informe anual de buenas prácticas

Sebastián Albella, presidente de la CNMV.
Sebastián Albella, presidente de la CNMV.

El nuevo manual de instrucciones para sacar sobresaliente en gobierno corporativo fue aprobado el pasado 26 de junio por la CNMV. Ahora, es necesario pasar de la teoría a la práctica. Las empresas deberán entregar sus exámenes de final de año con una serie de cambios sustanciales, según el proyecto de circular sometido ayer a consulta por la CNMV. El plazo para enviar comentarios se cerrará el próximo 18 de septiembre.

El código de buenas prácticas, que no obliga pero sí anima (y mucho), ha introducido varios cambios de relevancia en la escala de las notas que obtendrán las cotizadas. Se tendrán en cuenta sus comportamientos en los ámbitos sociales, de gobierno corporativo, derechos humanos, igualdad de género y muchos otros.

El principal cambio se refiere al punto en el que las empresas deben indicar el grado de seguimiento de las recomendaciones del Código de Buen Gobierno. Es el resumen general, en el que las compañías deben revelar si cumplen en su totalidad, parcialmente o ni siquiera en parte las recomendaciones del supervisor. Si no cumplen las recomendaciones al 100%, siempre han de explicar por qué no lo hacen. La presentación de los informes anuales de gobierno corporativo debe realizarse en un plazo máximo de cuatro meses desde el cierre del ejercicio fiscal de la compañía –por lo general, a finales de abril, salvo contadas excepciones, como Inditex, que finaliza su ejercicio el 31 de enero–, y tendrán que acomodarse a las peticiones de la CNMV.

Entre otros epígrafes, se modifica el modelo para solicitar información adicional sobre diversidad de género. Según la redacción aprobadas, antes de que finalice el ejercicio 2022 los consejos deberán contar con al menos un 40% de mujeres, porcentaje que no deberá ser inferior al 30% hasta esa fecha. En principio, no había plazo para cumplir con esa proporción en el primer texto, por lo que hubiera sido aplicable desde este ejercicio. Albella ha sido benévolo para que las compañías puedan cumplir con el porcentaje y les ha dado un periodo de dos años.

Las sociedades deberán explicar si, entre las medidas adoptadas por la comisión de nombramientos para fomentar la diversidad de género en el consejo de administración, se encuentra la de incentivar la presencia de mujeres en la alta dirección. Este es otro de los ejes del nuevo código.

El nuevo modelo propuesto se adapta también a la recomendación del nuevo Código de Buen Gobierno, que insta al consejo de administración a examinar lo antes posible cualquier situación que afecte a un consejero y que pueda perjudicar la reputación de la compañía.

Normas
Entra en El País para participar