Política monetaria

El BCE modera el ritmo de compras y caen por debajo de los 20.000 millones

El organismo ha invertido ya más de 422.581 millones de euros en el programa para hacer frente a la pandemia

Presidenta del BCE, Christine Lagarde
Presidenta del BCE, Christine Lagarde Press

El programa de compras frente de a la pandemia puesto en marcha por el BCE ha servido de alivio a los mercados, pero aunque Christine Lagarde confirmó el 16 de junio que empleará la totalidad de los 1,35 billones con los que está dotado el plan el ritmo de adquisiciones dependerá de las necesidades del mercado. En una semana marcada por el histórico acuerdo logrado por los líderes de la UE para la creación del fondo de recuperación, el BCE moderó las compras de deuda neta que alcanzaron los 18.831 millones de euros, un 8,46% menos que la semana previa. Aunque la cifra ha vuelto a caer de los 20.000 millones la menor cuantía registrada hasta la fecha fue la de la semana 6 de julio cuando las adquisiciones se limitaron a los 17.506 millones de euros.

El mercado de deuda pública es el que más está recogiendo los efectos del programa. Las compras acometidas la semana pasada alcanzaron los 9.415 millones de euros, lo que lleva a las tenenus de bonos soberanos hasta los 2,26 billones.

La inestabilidad desatada por la pandemia y el inquietante aumento de las rentabilidad llevaron al BCE a anunciar el 18 de marzo el programa de compras por importen de 750.000 millones. El incremento del coste de financiación de los estados, con la periferia en la diana de los inversores, y el alza de las primas de riesgo intesificaron las compras de deuda en las primeras semanas. Esto unido a una débiles previsiones hicieron que el 4 de junio el organismo encargado de la política monetaria en la zona euro se replanteara su estrategia e incrementara en 600.000 millones adicionales el programa, hasta un total de 1,35 billones. Desde su puesta en marcha, el organismo ha invertido ya más de 422.581 millones de euros.

La respuesta del BCE para hacer frente a la crisis desatada por la pandemia, unido a las medidas de apoyo fiscal de los gobiernos de la zona euro y el pacto alcanzado la semana para el fondo de recuperación han rebajado la tensión en el mercado de deuda con los bonos soberanos recuperando los niveles previos al inicio del confinamiento, en el mes de marzo.

Los expertos prevén que ante la tranquilidad que vive el mercado de deuda, el único que registra ganancias en el año, es de prever que durante el mes de agosto la institución modere las compras semanales sin que esto derive en una nueva sacudida en los mercados.

Normas
Entra en El País para participar