Pandemia

Cataluña prevé nuevas restricciones y Murcia estudia volver a fase 1

El presidente de la Generalitat alerta que la "situación es demasiado crítica" y apela a la responsabilidad ante los brotes de coronavirus

El Gobierno murciano baraja aplicar medidas de confinamiento similares a las aprobadas para el municipio de Totana en las localidades de Lorca, Mazarrón y Murcia

El presidente de la Generalitat, Quim Torra.
El presidente de la Generalitat, Quim Torra. AFP

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha alertado este lunes de "una situación demasiado crítica como para no darle importancia", y ha apelado a la responsabilidad de toda la ciudadanía para evitar volver a la oscuridad y a la angustia de días anteriores, ha dicho.

"El incremento de rebrotes es preocupante. Estamos ante los 10 días más importantes de este verano, para saber si con la solidaridad de todos podemos retrasar esta crítica situación, porque si no lo conseguimos, tendremos que retroceder", ha advertido Torra, que ha insistido en que la Comunidad Autónoma se encuentra en la antesala de la situación del mes de marzo, cuando se decretó el estado de alarma. "Mascarilla, higiene de manos y evitar aglomeraciones. Se puede practicar el turismo siguiendo estas recomendaciones. Recordemos que turistas ingleses y franceses decían este finde semana que se han sentido más seguros en Cataluña que en sus países. Ahora nadie quiere llegar al confinamiento total", ha insistido el president.

En rueda de prensa, Torra ha precisado que la media de edad de los contagiados ha descendido desde los 60 hasta los 37,5 años. Tras el cierre de bares nocturnos y discotecas, Torra se ha dirigido específicamente a los jóvenes: "Hoy un botellón no es una fiesta, es un acto de insolidaridad". El president de la Generalitat ha pedido a la Conselleria de Interior y a los alcaldes catalanes actuar con severidad frente a las vulneraciones de la normativa.

Asimismo, en unas palabras en inglés, Torra ha mandado un mensaje de tranquilidad al turismo, al reivindicar que Cataluña es un destino responsable que sigue las recomendaciones internacionales en la lucha contra el coronavirus. El presidente de la Generalitat ha añadido que salvo las zonas con brotes —como el Segrià (Lleida), Figueres (Girona) y Barcelona—, el resto de Cataluña "no tienen afectación y son seguras".

Cataluña es una de las comunidades autónomas más afectadas por los brotes, y ya hay transmisión comunitaria en el Segrià y en Barcelona. Según ha comunicado Torra, se han registrado 5.400 casos positivos nuevos durante la última semana. Ante el auge de los casos, la Generalitat ya ha impuesto medidas restrictivas. Las reuniones han sido limitadas a 10 personas tanto en espacios abiertos como cerrados, el aforo de bares y restaurantes se ha reducido al 50% y el Gobierno regional ha recomendado a los ciudadanos no salir de casa salvo para realizar actividades imprescindibles. Además, Cataluña ha pasado su primer fin de semana con las discotecas cerradas.

Sobre la próxima Conferencia de presidentes convocada el 31 de julio en La Rioja, Torra ha rechazado celebrar el encuentro de manera presencial, "y más en estos momentos", porque es mucho más operativo realizar una reunión telemática. Además, ha pedido al vicepresidente, Pere Aragonès, y a la consellera de Presidencia, Meritxell Budó, trabajar la reunión con el Gobierno:  "Si es una reunión de 17 monólogos no es una reunión que nos interese, si es una en la que podemos debatir y llegar a acuerdos, sí nos interesa", ha añadido, a la espera de ver qué sucede los próximos días.

Murcia podría pasar a fase 1

El Gobierno murciano se ha dado un plazo de 72 horas para decidir si aplica medidas de confinamiento similares a las establecidas en Totana a los municipios de Lorca, Mazarrón y la propia capital de Murcia, donde hay un importante incremento de los casos de coronavirus vinculados todos ellos al ocio nocturno.

Desde el pasado jueves, Totana ha retrocedido a una fase similar a la 1 de la desescalada, tras detectarse un brote que suma 108 infectados relacionados con un local nocturno. En Lorca, muy próxima a este municipio y con gran trasvase de ciudadanos por motivos laborales, hay actualmente 16 casos, y en Mazarrón, lugar de veraneo y segunda residencia de muchos totaneros, 19. En cuanto a Murcia, preocupan las situaciones del barrio de San Andrés, en el centro de la ciudad, y la pedanía de Beniaján. En toda la ciudad se han detectado 70 contagios en la última semana, derivados del brote de la zona de ocio nocturno de Las Atalayas, que suma 82 contagios.

Madrid prepara un plan para prevenir una explosión de contagios

El Gobierno de Isabel Díaz Ayuso ultima un plan de contingencia que presentará esta semana para mitigar los brotes que han surgido en la Comunidad de Madrid. Las nuevas normas incluyen reforzar las contrataciones de rastreadores de contactos de personas contagiadas, endurecer las limitaciones de aforo y realizar más test.

El foco está puesto sobre los jóvenes y el futuro del ocio nocturno, una decisión que divide al Consistorio madrileño. Además, obligar a utilizar la mascarilla en cualquier situación, aunque se pueda mantener la distancia mínima de seguridad como han decretado el resto de comunidades autónomas (salvo Canarias), es otra medida que aún continúa sin consenso en el Gobierno regional.

La Comunidad de Madrid ha registrado 48 nuevos casos de coronavirus en las últimas 24 horas y ningún fallecido. Ya hay once brotes tras haberse detectado dos este fin de semana.

Normas
Entra en El País para participar