El Ibex corrige un 1,4% con el euro en máximos de octubre de 2018

El miedo a los rebrotes de coronavirus vuelve a hacer mella entre los inversores

Ibex 35
En la imagen del pasado viernes, vista de la evolución de alguna de las empresas que forman el Ibex 35 EFE

Los inversores moderan su apetito por el riesgo. Descontado el acuerdo europeo para la creación del fondo de recuperación y a la espera de que el pacto sea aprobado por los parlamentos de los 27 países miembros, la recogida de beneficios se abre paso en los mercados. Esto sumado a un recrudecimiento de las relaciones entre EE UU y China contribuye a que los inversores opten por la consolidación. En una jornada en la que la temporada de resultados coge ritmo en la Bolsa española, el Ibex 35 concluye la sesión con una caída del 1,39%. Si en las últimas sesiones la barrera de los 7.500 y 7.600 se había convertido en el principal reto para la Bolsa, hoy al selectivo español se le resisten los 7.400 puntos.

Aunque el Ibex fue el índice europeo más castigado, el rojo se impuso en el resto de plazas europeas. El Cac francés se dejó un 1,32%; el FTSE británico, un 1%; el Mib italiano, un 0,6% y como viene ocurriendo en las últimas sesiones el Dax alemán fue el más resistente al limtar los recortes al 0,51%.

El acuerdo logrado por los países miembros de la UE es considerado un hito político, pero no es suficiente para prolongar la tendencia alcista en las Bolsas. Donde sí se dejó sentir una jornada más fue en el euro, que avanzó un 0,45%, hasta los 1,1579 dólares, máximos de octubre de 2018.

El mercado de renta fija periférica sigue bajo los efectos de los planes de estímulo. La rentabilidad de la deuda española a 10 años cayó al 0,33% desde el 0,35% previo, mientras el bono italiano sigue mostrando reticencias a perder la barrera del 1%. Ayer bajó ligeramente desde el 1,09% al 1,03%.

A pesar de las mejoras logradas en la UE, el contexto internacional continúa siendo muy incierto. A la expansión descontrolada de la pandemia por EE UU y la aparición de rebrotes en Europa se suman ahora las fricciones entre las dos grandes potencias económicas. Las tensiones entre ambos países se recrudecen después de que EE UU haya exigido a China el cierre inmediato de su consulado general en la ciudad estadounidense de Houston. La medida es considera por Pekín como una provocación "sin precedentes" y el gigante asiático amenaza con tomar represalias. En un momento en el que los mercados ponen en duda una rápida recuperación, una peor relación entre ambos países es visto como un obstáculo para ansiada mejora económica. A pesar de ello, las esperanzas depositadas en el nuevo paquete de estímulos que prepara EE UU y que podría retrasarse a agosto sumado a la mejora de las expectativas de resultados fueron suficientes para que ayer al cierre de los mercados europeos Wall Street escapara a las pérdidas con ascensos del 0,2%.

De regreso a la Bolsa española hoy todas las miradas estuvieron puestas en Naturgy e Iberdrola, las dos compañías encargadas de rendir cuentas ante los inversores. La gasista fue la cotizada más castigada del selectivo al caer 5,21 después de anunciar que el beneficio del primer semestre cayó un 43,6%. Naturgy le siguieron Meliá (-4,06%), Indra (-3,51%) y Amadeus (-3,35%). Iberdrola que, que esquivó el impacto del Covid y obtuvo un beneficio neto de 1.845 millones de euros, cedió 1,42%. En el lado de los ascensos destacaron Siemens Gamesa (2,35%), Mapfre (1%) y Colonial (1%).

En el mercado de divisas, el euro sube un 0,4% hasta los 1,1569 dólares, situándose en máximos desde octubre de 2018. El petróleo Brent, por su parte, resta un 1,3% hasta los 43,72 dólares. Por su parte, el oro, sigue disparado y sube un 0,8% hasta los 1.859 dólares.

Normas
Entra en El País para participar