Tecnología

Corporación Mondragon entra en el capital de BCN3D, el fabricante español de impresoras 3D

La compañía, que fabrica sus impresoras en Barcelona, cierra una ronda de financiación de 2,8 millones, liderada por el grupo vasco y el CDTI

Impresoras de BCN3D imprimiendo prototipo de zapatillas de Camper.
Impresoras de BCN3D imprimiendo prototipo de zapatillas de Camper.

Corporación Mondragon y el CDTI (Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial) entran en el negocio de la impresión 3D al tomar posiciones en la empresa española BCN3D. Ambas entidades han liderado una ronda de financiación de 2,8 millones de euros en el fabricante de impresoras 3D, que tiene su sede en Barcelona y cuenta entre sus clientes con la NASA, BMW, Camper, Seat y el Hospital Sant Joan de Déu de Barcelona.

Ambas organizaciones han invertido en la firma catalana a través de Innvierte y del fondo de capital de riesgo gestionado por Clave Capital, junto con JME Venture Capital, Accurafy4 y Danobatgroup. Es la primera vez que el grupo industrial cooperativo vasco entra en este sector, al que ve un gran potencial crecimiento futuro.

La actual ronda de financiación es la segunda que lleva a cabo BCN3D desde que se creara en 2019 como una spin-off de la Universidad Politécnica de Cataluña (UPC). En total, ha captado 5,5 millones de euros.

Según explican desde la joven compañía, los nuevos fondos, obtenidos durante la pandemia que está impulsando la tecnología de impresión 3D, serán utilizados para desarrollar nuevos materiales que la industria está demandando, gracias a la colaboración que tiene BCN3D con los fabricantes Basf y Mitsubishi Chemical, y a impulsar nuevas características de hardware para el mercado profesional.

También se destinarán recursos a seguir innovando en la tecnología IDEX desarrollada por BCN3D, que se caracteriza, según esta compañía, por ser el único sistema de extrusión del mercado capaz de imprimir con dos cabezales de forma independiente. Esta tecnología permite aumentar la impresión de piezas y reducir los costes para muchos sectores empresariales.

“Esta colaboración de BCN3D en impresión 3D con el Grupo Mondragron y Danobatgroup supondrá un paso importante para la industria española, ya que nos permitiría combinar el conocimiento de la fabricación aditiva con el de la máquina herramienta para la creación de futuras tecnologías”, aseguran desde la firma catalana.

Alberto Bermejo, Director de Inversiones en Clave Capital, gestores del Mondragon Fondo de Promoción, defiende la visión de BCN3D de “democratizar la impresión 3D” y destaca su papel “en esta revolución”. “BCN3D se alinea perfectamente con la estrategia de nuestro inversor privado principal del Fondo, la Corporación Mondragon, en lo que respecta a la industria de la fabricación aditiva”, señala.

El consejero delegado de la empresa catalana, Xavier Martínez Faneca, resalta cómo el apoyo de Mondragon les permitirá impulsar sus planes de innovación para el segmento profesional. “Tenemos muchas ilusiones puestas en esta próxima fase de BCN3D, ya que nos permitirá acelerar la accesibilidad de la impresión 3D", asegura. La firma distribuye hoy sus impresoras de escritorio 3D a más de 60 países.

BCN3D, que tiene una plantilla de 80 personas y facturó el pasado año 4,1 millones de euros,  ensambla sus impresoras en Castelldefels (Barcelona). La firma ha tenido un papel muy activo durante el Estado de alarma en España. La compañía puso en marcha la iniciativa 3D printing to live para ayudar a combatir la epidemia por el Covid-19. La empresa estuvo trabajando con representantes del sector sanitario, organizaciones gubernamentales y su red de contactos profesionales y voluntarios para diseñar, producir y distribuir más de 4.200 equipos de protección como las viseras reutilizables impresas en 3D que fueron utilizadas en más de 50 centros médicos en toda Europa.

Normas
Entra en El País para participar