Desmantelado un gimnasio en Valencia dedicado al blanqueo del narcotráfico

La operación, realizada por la Guardia Civil y la Policia Nacional, alcanza el millón de euros

Detenidos por blanqueo.
Detenidos por blanqueo. GUARDIA CIVIL

La Guardia Civil y la Policía Nacional han desmantelado el entramado que un sospechoso de narcotráfico había construido en torno a su gimnasio, radicado en la población valenciana de Quart de Poblet, para blanquear bienes y dinero que suman, aproximadamente, un millón de euros.

La operación comenzó a finales de 2016 y desde entonces se han hecho siete registros en los inmuebles vinculados con el sospechoso principal y su entorno familiar, según ha informado la Guardia Civil en un comunicado.

En los registros se han incautado sustancias prohibidas para el deporte, como anabolizantes y dopantes, dispuestas para su distribución entre los deportistas que lo requerían, así como cinco pistolas con los números de serie borrados y escondidas en una taquilla del gimnasio, según informa la Guardia Civil.

También fueron intervenidos más de 230.000 euros en efectivo en billetes de 50 euros escondidos en un doble fondo en el domicilio del sospechoso, además de numerosos elementos electrónicos e informáticos, distinta documentación de interés y hasta una piel con la cabeza de un leopardo cuya tenencia está totalmente prohibida.

Entre la documentación incautada se localizaron escrituras de inmuebles a nombres de otras personas, e incluso proyectos hoteleros, que los investigadores aún continúan analizando.

Las investigadores se iniciaron por la forma en la que el sospechoso había logrado adquirir diversos locales comerciales, que tras su reforma, pagada en efectivo, conformaron el centro deportivo, así como la maquinaria deportiva, cabinas de bronceado y otros elementos de gran valor distribuidos en distintas salas del centro.

Además del uso de abundante cantidad de dinero en efectivo para comprar, por ejemplo, las máquinas y otro material deportivo instalado en el gimnasio, los investigadores comprobaron que los familiares del sospechoso decían haber resultado premiados en varias ocasiones con la Lotería Nacional, un método muy elemental para tratar de justificar ingresos de dinero negro.

El último falso premio recayó en la familia del narcotraficante en 2017, cuando al parecer habrían adquirido papeletas de una conocida asociación de la zona.

Normas
Entra en El País para participar