El BCE realiza la menor compra semanal desde el inicio de la pandemia

La adquisición de deuda del programa extraordinario es inferior por primera vez a los 20.000 millones de euros

Christine Lagarde, presidenta del BCE
Christine Lagarde, presidenta del BCE EFE

El BCE está pisando el freno en las compras de deuda a la vista del punto de estabilidad que han alcanzado los mercados financieros después de casi cuatro meses de medidas extraordinarias. En la semana pasada, el volumen de deuda adquirida bajo el programa extraordinario antipandemia, iniciado a finales de marco, descendió por debajo de los 20.000 millones de euros, hasta apenas 17.506 millones de euros. Se trata por tanto de la menor cuantía semanal de compras desde el lanzamiento de este plan, la principal herramienta de política monetaria con la que el BCE se lanzó a combatir los efectos económicos del coronavirus.

La menor intervención del BCE en el mercado también se aprecia en el volumen de deuda adquirida en el programa de compra de bonos soberanos, previo a la pandemia e iniciado en 2015. Las compras se limitaron durante la pasada semana a los 3.263 millones de euros, también la cuantía semanal más reducida desde el inicio de la pandemia. La cifra es casi similar a lo adquirido durante la semana en deuda corporativa, por 3.272 millones de euros.

El BCE ya ha realizado un total de compras en su programa extraordinario antipandemia (PEPP por sus siglas en inglés) por 383.177 millones de euros. La intensidad inicial en las compras, ante el inquietante aumento de las primas de riesgo, y la certeza de la dureza de la crisis económica en la zona euro a causa del coronavirus llevaron al BCE a elevar la cuantía de este programa desde los 750.000 millones de euros iniciales hasta final de año hasta los 1,35 billones de euros, en principio hasta junio de 2021.

Esta decidida respuesta del BCE ante los estragos económicos de la pandemia junto con las medidas de apoyo fiscal de los gobiernos de la zona euro han contribuido a relajar la tensión en el mercado de deuda y los bonos soberanos han recuperado ya los niveles previos al inicio del confinamiento, en el mes de marzo. 

El gran foco de atención está ahora en la cumbre de líderes de la UE que se celebra este viernes y de la que se espera un impulso al fondo de reconstrucción europeo y el acuerdo sobre su diseño definitivo. El BCE se reúne un día antes, este próximo jueves, aunque no se prevén novedades para esta cita, a la espera de ver cuál va siendo el efecto de las medidas tomadas hasta ahora y del grado de estímulo por parte de los gobiernos europeos. 

Normas
Entra en El País para participar