Así ha sido la RSE de las empresas durante la pandemia

La mayoría de los proyectos, el 68% , ha puesto el foco en el bienestar social

Así ha sido la RSE de las empresas durante la pandemia pulsa en la foto

Desde que estalló la pandemia del coronavirus, son muchas las empresas que han anunciado medidas específicas para tratar de paliar los efectos de la misma como parte de su responsabilidad social empresarial (RSE). Las iniciativas planteadas han variado según la naturaleza de la organización, desde donaciones materiales a prestación de servicios gratuitos, pasando por la generación de contenido digital o el acompañamiento a colectivos vulnerables.

El informe El impacto social de las empresas frente a la Covid-19, presentado este lunes por Deloitte y Seres, ofrece una radiografía sobre cómo han sido estas políticas y a quiénes han impactado. Así, del estudio se desprende que el 68% de las acciones promovidas por las compañías españolas ha puesto el foco en el bienestar social, en concreto en cuestiones como la salud (54%), las necesidades sociales (25%) y la educación (11%).

Por su parte, el segundo ámbito en el que se han dado más aportaciones es en el plano económico. El 14% de las medidas desplegadas ha perseguido mitigar el impacto de la crisis desembocada por la expansión de la pandemia. Dentro de ese porcentaje, más de la mitad (57%) ha ido orientado a generar valor económico entre sus grupos de interés a través de su dinamización económica. Esto es el aplazamiento del pago de las facturas de los clientes y proveedores, la aplicación de mejoras en las condiciones de los servicios a través de descuentos o de planes ampliados. Sin embargo, otras organizaciones han destinado sus esfuerzos a apoyar a otras organizaciones para frenar la expansión del virus aportando sus propios recursos (43%). Es el caso de quienes han facilitado el acceso gratuito a sus plataformas, han donado material sanitario (guantes, mascarillas, geles hidroalcohólicos...) o han ofrecido cualquier producto o servicio sin pedir contraprestación económica de ningún tipo.

El tercer aspecto en el que las empresas españolas han volcado mayores esfuerzos ha sido en lo relativo al conocimiento ligado al Covid-19 (7%). Aquí se ha producido un equilibrio entre las acciones destinadas a la difusión de la información (52%) y las que tenían como objetivo generar nuevo conocimiento en torno a la enfermedad (48%). En el primer campo, la mayoría de las medidas han comprendido la utilización de las propias plataformas digitales de la compañía (página web, redes sociales...) para publicar contenidos de carácter informativo, mientras que la segunda área engloba proyectos tan diversos como ceder instalaciones destinadas a la investigación o la donación de recursos económicos con este fin.

Por último, prácticamente todas las acciones llevadas a cabo (96%) han sido efímeras. El 55% ha tenido carácter puntual, mientras que el 41% se prolongará durante el tiempo que dure la pandemia. En el lado opuesto, solo el 3% seguirán de manera permanente una vez concluida la crisis. Esto se debe a que las políticas estudiadas son solo las que se han tomado por la situación excepcional derivada de la pandemia, que se suman a las medidas de responsabilidad social empresarial que las compañías ya organizan de manera más estructural.

Normas
Entra en El País para participar