La heredera de un gran imperio empresarial que quiere pagar más impuestos

Los llamados Millonarios por la Humanidad firman una carta abierta en la que reclaman para pagar más tributos

Millonarios por la Humanidad
Castillo de la Bella Durmiente en el parque Disney de Orlando GTRES

Se llama Abigail Disney y es heredera del imperio que lleva de apellido. Es la nieta de Roy O. Disney, hermano de Walt Disney, con quien fundó The Walt Disney Company. Y es uno de los 80 millonarios que han escrito una carta abierta en Estados Unidos y otros países pidiendo que se les apliquen subidas fiscales para ayudar a sufragar los fondos para hacer frente al Covid 19. "Pónganos impuestos, pónganos impuestos, pónganos impuestos", exigen.

Autodenominados Millonarios para la Humanidad, unos 80 millonarios de una decena de países, incluida la heredera de Walt Disney, Abigail Disney; el ex director gerente de BlackRock, Morris Pearl; y el empresario danés-iraní Djaffar Shalchi, han solicitado impuestos más altos a los ricos para ayudar a pagar miles de millones de euros en los programas gubernamentales necesarios tras la pandemia de Covid 19.

"Hoy, nosotros, los abajo firmantes, millonarios y multimillonarios, pedimos a nuestros gobiernos que aumenten los impuestos a personas como nosotros. Inmediatamente. Sustancialmente. Permanentemente ", según el manifiesto. “No estamos abasteciendo los estantes de las tiendas de comestibles ni entregando alimentos de puerta en puerta. Pero tenemos dinero, mucho dinero. Dinero que se necesita desesperadamente ahora ", añaden.

La heredera de un gran imperio empresarial que quiere pagar más impuestos

La misiva, que se hace pública antes de la reunión del G20 de este fin de semana, no es el primer recurso de este tipo que este grupo de millonarios lleva a cabo. Incluso antes de la pandemia, un grupo de unas 200 personas ricas que se autodenominaban Patrióticos Millonarios,entre los que se encontraban  Disney y Pearl, estaban presionando por un sistema fiscal más progresivo. "Todavía tendría dos aviones", decía uno de ellos, Stephen Prince de Tennessee, ante la petición de pagar más.

Entre los miembros de aquella petición se encontraban la heredera de Disney, Abigail Disney, el fundador de Men’s Wearhouse, George Zimmer, el promotor inmobiliario Jeffrey Gural y Chuck Collins, heredero de la fortuna de Oscar Mayer. Para ser admitido en ese club era necesario tener ingresos anuales de un millón de dólares y activos por al menos cinco millones.

Reclaman nuevos impuestos y dan cifras. "Para entender por qué un impuesto al patrimonio es una de las medidas de estímulo más efectivas que podríamos tomar en este momento, es importante tener en cuenta que el 84% de las acciones son propiedad del 10% más rico de este país, o está en manos de hogares que ganan más de 150.000 dólares al año", señalan. "Desglosando aún más, poco más del 50% de las acciones son propiedad del 1% superior, o de hogares que ganan más de 737.000 dólares al año".

Por ello, añaden, hay "billones de dólares" en riqueza "casi totalmente libre de impuestos" que pertenecen a las personas más ricas, "gracias a la tasa impositiva ridículamente baja de las ganancias de capital de nuestro país".

 

 

Normas
Entra en El País para participar