La recuperación exige una fiscalidad, pero debe ser progresiva, según los autónomos

Piden medidas como nuevos impuestos que graven a las fortunas

La recuperación exige una fiscalidad, pero debe ser progresiva, según los autónomos

Una fiscalidad progresiva para superar la crisis económica. Esa es una de las principales demandas de los trabajadores autónomos. Lo solicitan, sobre todo, desde la Intersectorial de Autónomos del Estado Español (CIAE) y la Confederación General de las Pequeñas y Medianas Empresas del Estado Español (COPYME).

Aumentar el IRPF

Ambas instituciones consideran que es necesario dar “pasos rápidos” para afrontar la reconstrucción y que deben plantearse diversos paradigmas económicos y fiscales. En ese sentido han apuntado que no hay que recurrir a una fiscalidad regresiva que afecte solo a los agentes de menores ingresos, sino que debería existir una fiscalidad progresiva que corresponda a la “contribución porcentual según los ingresos”.

Entre las medidas que han planteado destaca el aumento de la contribución en el IRPF de las rentas elevadas tanto durante como después de la crisis y que haya progresividad en la tarifa general de la tributación de las rentas de capital y que eso sirva también para combatir el deterioro ambiental.

Gravar a las grandes fortunas

A su vez, quieren que se adecuen los impuestos a la realidad de la crisis en lo que a las entidades financieras, fondos de capital de riesgo y sociedades anónimas cotizadas de inversión se refiere.

Las sociedades de autónomos insisten en que un país moderno como es España, “necesita nuevos tipos que graven los espacios donde se genera un nuevo valor añadido de los procesos”, como el financiero o digital. Como ejemplo ponen el caso de las casi 3.500 SICAV que esconden un patrimonio de casi 31.500 millones y que solo tributa al 1%, por lo que consideran que “es el momento de poner en marcha una verdadera imposición sobre las grandes fortunas y patrimonios y sobre las herencias y donaciones, los más ricos de nuestro país siguen evadiendo impuestos desconociendo lo que es contribuir al bienestar general”.

Del mismo modo señalan que “no hay más camino que una política fiscal expansiva” y mantener las ayudas a pymes y autónomos, pero protegiendo las rentas salariales. Consideran que no se pueden repetir nuevamente los “errores” de las políticas de austeridad con una salida lenta y “dolorosa” de la crisis.

Normas
Entra en El País para participar