La participación de las elecciones se estanca en Galicia y baja ocho puntos en el País Vasco

Los ciudadanos gallegos y vascos positivos en coronavirus no podrán acudir a los colegios electorales

La participación en las elecciones gallegas y vascas ha sido desigual, ya que mientras que en Galicia se ha estancado en los datos de esta tarde, con un 0,5% más que respecto a los anteriores comicios, en País Vasco registra descensos de más de ocho puntos.

La participación en las elecciones gallegas, con un 43,04% a las cinco de esta tarde, se ha frenado respecto a los datos del mediodía, aunque es ligeramente superior a la registrada en los comicios de 2016 en idéntica franja, cuando el dato era del 42,49%. En los datos de la mañana, hasta las 12  horas la participación en Galicia se situaba 4,41 puntos por encima de la registrada a hace cuatro años, lo que hacía pensar en mayor participación, una tendencia que se ha frenado.

Por su parte, la participación en las elecciones vascas se ha situado, hasta las 17 horas, en el 36,02% de los ciudadanos llamados a las urnas, 8,36 puntos menos que la cifra registrada a esa misma hora en los comicios del 25 de septiembre de 2016, que fue del 44,38%. La participación ha descendido en los tres territorios vascos, aunque la bajada ha sido mayor en Álava, más de nueve puntos menos.

Miedo a rebrotes

Las primeras elecciones tras el estado de alarma se desarrollan con normalidad, en pleno episodio de rebrotes de coronavirus en España, con el fantasma de la abstención porque son por vez primera en verano y, sobre todo, marcadas por los protocolos de protección para que las votaciones sean seguras y eviten contagios.

Un total de 2.697.315 gallegos y 1.794.313, están  llamados a las urnas este domingo para las elecciones autonómicas del 12-J que se celebran en las comunidades de Galicia y País Vasco. En el caso de los comicios al Parlamento Vasco, se celebrarán después de que se dejara sin efecto la convocatoria del 5 de abril por la pandemia del coronavirus.

La jornada transcurre con normalidad en ambas comunidades. El presidente de la Xunta y aspirante a la reelección por el PPdeG, Alberto Núñez Feijóo, ha ejercido su derecho a voto  en el colegio electoral habilitado en el centro Niño Jesús de Praga de Vigo. Ha llamado a acudir a las urnas, de las que ha esperado que salga "un Parlamento claro, que dé estabilidad" a Galicia, en "el momento de mayor dificultad de los últimos 40 años". También ha valorado que "todo el censo electoral" en Galicia "puede acudir a las urnas" salvo "aproximadamente 248 personas" contagiadas por coronavirus "a las que pedimos por prudencia que no acudan a votar".

Por su parte, el candidato a lehendakari por el PNV, Iñigo Urkullu, que ha votado a las 9:30 horas en el colegio electoral Zabalarra de Durango, ha trasladado un mensaje de confianza en que Euskadi "sabrá salir de esta crisis como ha salido siempre", y destacó que "Euskadi va a poder ponerse en pie".

El principal factor que hace que estas elecciones sean atípicas y que deja en el aire la incógnita sobre la participación -y el temor de todos los partidos- es el virus y el miedo a contagios, con una situación general estable pero con riesgo de rebrotes.

Una imagen de estas elecciones es el uso obligatorio de mascarillas para acudir a votar y de geles hidroalcohólicos en los colegios electorales. Técnicos en prevención de riesgos han recorrido los colegios para garantizar que cumplen con los protocolos de seguridad habilitados en materia de salud pública.

Los ciudadanos gallegos y vascos positivos en coronavirus no podrán acudir a los colegios electorales y los que lo hagan, se enfrentan a un delito contra la salud pública. De acuerdo con los datos aportados este sábado por la Consellería de Sanidade, hay 259 casos activos con Covid 19 en Galicia -positivos que no podrían ir a las urnas, salvo que reciban el alta antes-. En Euskadi alrededor de 160 personas adultas con coronavirus activo no podrán ir a votar este domingo y, si lo hacen, cometerán delito contra la salud publica, que podrá ser penalizado. La Junta Electoral Central ha avalado este sábado las medidas adoptadas por el Gobierno Vasco para "evitar la indeseada propagación" del coronavirus que, en su opinión, buscan "salvaguardar el derecho a la vida".

Los principales partidos de la oposición y alcaldes de diez de los catorce municipios que conforman la comarca gallega de A Mariña -afines a estos partidos- solicitaron el aplazamiento formal de las elecciones en la comarca, una medida que fue desestimada por el presidente de la Xunta y candidato a la reelección (PPdeG) Alberto Núñez Feijóo y ratificada por la Junta Electoral Central. El Tribunal Supremo dio este sábado espaldarazo a a decision de la Junta.

Otra de las incógnitas sobre la participación es la fecha elegida, ya que será la primera vez que los gallegos voten en verano, acostumbrados a hacerlo habitualmente en otoño, y con un fin de semana en el que los termómetros subirán de 30 grados y habrá una jornada de playa; unas playas que tienen limitado su aforo por el coronavirus.

Sondeos

En el caso del País Vasco, las encuestas dan al PNV como favorito para ganar de nuevo las elecciones, a las que están llamados 1.794.313 ciudadanos, y vaticinan incluso una mejora en los resultados de hace cuatro años, lo que supondría aumentar los actuales 28 escaños, de un total de 75 en la cámara vasca.

Pese a este resultado que apuntan los sondeos, los nacionalistas vascos estarían obligados a pactar, y es previsible que opten por reeditar el pacto con el PSE-EE, que también confía en mejorar sus 9 escaños.

En Galicia, el presidente de la Xunta y candidato a la reelección, Alberto Núñez Feijóo, espera conseguir su cuarta mayoría absoluta, que en Galicia se sitúa en el nivel de los 38 escaños, mientras que sus rivales confían en sumar una mayoría alternativa de izquierdas.

Fechas de constitución de los Parlamentos

El Parlamento se constituirá el próximo 7 de agosto a las 11 horas, aún con las medidas por determinar, en una sesión en la que los diputados tomarán posesión de su acta, jurarán o prometerán lealtad a la Constitución y al Estatuto y elegirán a los miembros de la Mesa.

A partir de ese día, con la constitución formal del Parlamento, comienza a correr un plazo de 30 días máximo, en el que el candidato o candidata a la Presidencia de la Xunta que aspire a ser investido tiene que presentar su programa ante el resto de diputados.

Según el Reglamento del Parlamento, el candidato expondrá su programa y pedirá la confianza de la Cámara. Cuarenta y ocho horas después, como mínimo, se reanudará la sesión con las intervenciones de los grupos parlamentarios y las réplicas que considere el candidato.

Tras finalizar el debate la votación se celebrará esa misma jornada en el horario que fije la Presidencia.

Si la persona que presenta su candidatura no obtuviese la mayoría absoluta (38 diputados) habría una nueva votación a las 24 horas y bastaría con mayoría simple. EFE

Normas
Entra en El País para participar