Los sindicatos plantan a Nissan en la primera reunión de negociación del cierre

La compañía insta a los trabajadores al diálogo para encontrar la mejor solución para ambas partes

Manifestación de los trabajadores de Nissan-Barcelona por las calles de Santander, el 2 de julio.
Manifestación de los trabajadores de Nissan-Barcelona por las calles de Santander, el 2 de julio. Europa Press

Los sindicatos de Nissan han plantado este lunes a la empresa en la que tendría que haber sido la primera reunión del proceso oficial de consultas sobre el cierre de las factorías catalanas del fabricante nipón en diciembre de este año.

La semana pasada los trabajadores ya se negaron a firmar el inicio de negociación del Expediente de Regulación de Empleo (ERE) con el que la multinacional nipona despedirá a unas 2.500 personas y cerrará sus plantas de Zona Franca, Montcada i Reixac y Sant Andreu de la Barca (Barcelona).

"Los representantes de la empresa dentro de la comisión negociadora lamentan la postura de la representación social y reiteran la importancia de abrir un diálogo con el fin de poder avanzar en las negociaciones", ha señalado Nissan Motor Ibérica en un comunicado. La fecha prevista para el próximo encuentro es el 10 de julio, aunque la Generalitat ha citado a ambas partes este miércoles con el fin de mediar, según han informado a CincoDías fuentes sindicales.

El vicepresidente ejecutivo de Nissan para Rusia y responsable de la gestión el proceso de consultas, Frank Torres, ha indicado que la compañía trabaja para intentar encontrar la mejor solución para ambas partes.

"Tras la constitución de la mesa de negociación el pasado 30 de junio, el período formal de consultas ya se ha iniciado, y es necesario, y por eso hago un llamamiento público, a que todas las partes nos sentemos porque el diálogo es la mejor manera de avanzar", ha subrayado.

La cifra total de despidos es de 2.525 personas, después de que la multinacional decidiese mantener el centro de recambios de El Prat, donde trabajan unas 110 personas, y se abriera a dejar fuera del expediente a otras 400 personas: 300 del centro de I+D y 100 del área de compras.

Por su parte, los comités de empresa de Nissan en las plantas catalanas han sostenido que el periodo de consultas abierto por la compañía "no se encuentra dentro de la legalidad y demuestra la mala fe" de la empresa en este proceso.

En un comunicado, han explicado que rechazan el proceso de consultas que la automovilística les emplazó a iniciar el 30 de junio porque consideran que no disponen de la información necesaria, ya que aún no disponen del informe del comité europeo.

De este modo, acusan a Nissan de imponer un calendario de reuniones que incluso pisotea una reunión interna del periodo de consultas europeo. "Desde los comités de empresa no reconocemos ese calendario y exigimos a la dirección la retirada de este ERE", han aseverado los representantes de los trabajadores.

Protestas de las subcontratas

Más de 300 trabajadores de subcontratas de Nissan, fundamentalmente personal contratado por Acciona que trabajaba en la planta de Nissan en la Zona Franca, han presentado una reclamación judicial para ser reconocidos oficialmente como empleados de la multinacional japonesa.

Los demandantes, asesorados judicialmente por el Colectivo Ronda, darán este más detalles de sus reivindicaciones en rueda de prensa. El gabinete jurídico ha precisado en un comunicado que la demanda busca que se reconozca la situación de cesión de trabajadores que les afecta.

Y es que, en el caso de Acciona, ponía a 500 personas a disposición de Nissan, aunque el colectivo de subcontratados para trabajar para la empresa nipona supera los 1.400 trabajadores, si se tiene en cuenta personal de Gestamp, Magna, Lear o Magneti Marelli, entre otras empresas.

El personal de subcontratas de Nissan se movilizó el pasado 12 de junio rodeando la planta de Nissan en la Zona Franca para reclamar igualdad de condiciones y para mostrar su rechazo al cierre de estas plantas.

En opinión del abogado que asesora a los demandantes, Josep Pérez, existen indicios suficientes para considerar que la relación que Nissan mantiene con más de diez subcontratas que operan en la planta de la Zona Franca constituye un fraude de ley.

Normas
Entra en El País para participar