Crisis del Covid 19

El Gobierno lanza hoy un fondo de rescate empresarial y nuevos avales públicos

El Ejecutivo sella un pacto con patronal y sindicatos por la reactivación

Celebración de un Consejo de Ministros en La Moncloa
Celebración de un Consejo de Ministros en La Moncloa Moncloa

El Gobierno ultimaba ayer un nuevo paquete de medidas económicas para la etapa de “nueva normalidad” que se abre tras el periodo de contención de la pandemia del coronavirus y que aspira a aprobar hoy, en un Consejo de Ministros extraordinario, tras sellar antes un acuerdo por la reactivación económica con patronal y sindicatos. El plan, que sigue la estela de la movilización de 117.000 millones de euros anunciada en el arranque del estado de alarma, pone en juego ahora 50.000 millones para dotar un fondo de rescate a empresas viables e impulsar un nuevo lote de avales públicos.

Así, de un lado, el Ejecutivo tiene previsto dar luz verde a la creación de un fondo de 10.000 millones de euros para el rescate de empresas fiables pero que sufran problemas puntuales de solvencia relacionados con la crisis del coronavirus. El mecanismo dependerá de la SEPI y permitirá que el Estado entre de forma transitoria en el capital de empresas privadas, detalla Efe, pudiendo destinarse sus recursos a la compra de acciones, deuda o cualquier otro instrumento convertible en capital, siempre que las propias empresas lo soliciten antes solo como último recurso.

En paralelo, el Consejo de Ministros prevé impulsar un paquete de otros 40.000 millones en avales públicos del Instituto de Crédito Oficial (ICO), tras los 100.000 ya liberados para dar liquidez al tejido productivo, a fin de impulsar la inversión empresarial y como vía para contribuir a la recuperación de la economía y el empleo.

Estas dos medidas serán la punta de lanza de un nuevo pacto del diálogo social en pos de la reactivación de la economía y el empleo. Para escenificar este acuerdo, patronal y sindicatos han sido citados esta mañana en La Moncloa.

“Se van a acordar una serie de cuestiones y compromisos a desarrollar posteriormente entre el Gobierno y los agentes sociales en el ámbito del diálogo social, supone el compromiso de recuperar las mesas de diálogo social que estaban ya activadas e iniciadas antes de la crisis y recuperar la agenda que se inició entonces”, avanzó ayer a este diario Carlos Gutiérrez, Secretario General de Juventud y Nuevas realidades del trabajo.

“Se tratarán, además de las cuestiones que ya veníamos tratando, nuevos desafíos que llegan con la pandemia que tienen que ver con la reindustrialización, con el paquete de 50.000 millones a desarrollar, o con el fortalecimiento de nuestro marco laboral entre otras cuestiones”, dice Gutiérrez. Aunque de momento esta es la agenda que el Gobierno tiene sobre la mesa, el presidente del Ejecutivo, Pedro Sánchez, manifestó ayer en una entrevista en La Sexta que considera “inevitable” acometer una reforma fiscal que eleve impuestos a rentas altas y grandes empresas para sufragar la crisis. El Ejecutivo, avanzó Sánchez, tiene intención de ir acortando la brecha de seis puntos en ingresos tributarios que mantiene con la UE a fin de obtener la financiación suficiente para salvaguardar un estado del bienestar “robusto”.

El presidente, que reconoció que la figura del impuesto a los ricos que ha venido defendiendo Unidas Podemos “no deja de ser un fetiche”, sostuvo en todo caso que “las costuras fiscales han saltado” con el incremento del gasto que ha supuesto afrontar la pandemia. Aunque no aclaró si entre sus planes entra subir el IVA, como ha sugerido el Banco de España, o elevar la presión fiscal sobre la clase media, Sánchez avanzó subidas fiscales en línea con las del pacto presupuestario que PSOE y Podemos sellaron en 2019. Esto es, fijar un tipo mínimo de sociedades del 15% (para evitar que las empresas, sujetas a un tipo nominal de partida del 25% acaben pagando menos del 10%), o elevar hasta en cuatro puntos el tipo marginal sobre los tramos más altos de rentas sujetas al IRPF.

El plan del Gobierno llega en un momento clave, en el que dan por hecho que arranca una paulatina recuperación de la crisis, que los datos de paro de ayer aún demuestran débil.

Por su parte, el líder de la oposición y responsable del PP, Pablo Casado, atacó ayer este planteamiento criticando el “triunfalismo” del Gobierno y reclamando una rebaja fiscal y la extensión de los ERTE ligados al Covid-19 hasta final de año.

 

Plan Renove de coches con 250 millones

En paralelo al resto de medidas, el Consejo de Ministros impulsará hoy el ya anunciado Plan Renove de apoyo a la adquisición de vehículos nuevos.

La aprobación de estas ayudas fue avanzada al sector el lunes por el secretario general de Industria y de la Pyme, Raül Blanco, durante la Mesa de Automoción, aunque finalmente no recibió luz verde el martes. El Ejecutivo subvencionará con 250 millones de euros la compra de vehículos más eficientes, ya sean eléctricos, gasolina o diésel, y a cambio de entregar uno antiguo. El vehículo a adquirir deberá contar con la etiqueta energética A o B y unas emisiones inferiores a 120 gramos de CO2 por kilómetro.

Las ayudas variarán en función de las emisiones del vehículo y habrá una cantidad extra por la entrega de un modelo de más de 20 años, para beneficiarios con movilidad reducida o personas dependientes de hogares con ingresos mensuales inferiores a 1.500 euros. Los clientes particulares podrán optar a un descuento de 4.000 euros por la compra de un vehículo con etiqueta Cero y de hasta 800 euros por uno de combustión, aunque la rebaja puede elevarse a 5.000 y 1.600, respectivamente, si se tiene en cuenta la aportación del sector.

Normas
Entra en El País para participar