Apple está preparando el camino para instalar macOS en sus iPhone y iPad

Apple está preparando el camino para instalar macOS en sus iPhone y iPad

Unificaría todo su ecosistema de ordenadores con los dispositivos móviles.

Casi desde que existen los iPhone y iPad se viene rumoreando con un plan a largo plazo de Apple para conseguir que todos sus sistemas operativos converjan en un único sitio. Durante un tiempo estuvo la duda de si sería iOS (y iPadOS) el que absorbería a macOS, pero visto lo ocurrido en la keynote del pasado 22 de junio, queda claro que será justo al revés.

En aquel evento digital de los de Cupertino vimos la prueba de que los procesadores ARM que llegarán a los ordenadores de Apple se mantendrán con macOS como sistema operativo y que, si acaso, serán los teléfonos y tablets de la compañía los que den su brazo a torcer, incluyendo dizque instalaciones de escritorio para llevar las mismas apps en el bolsillo que en el portátil.

Algo así viene filtrándose en los últimos días donde se afirma que Apple ya está trabajando en un iPhone que será capaz de llevar encima una versión de macOS, de tal forma que podremos conectarlo a un monitor para trabajar como si lleváramos encima un MacBook. Una suerte de DeX de Samsung que convertía sus Galaxy en pequeños ordenadores con escritorio y todo.

Móviles, tablets y Mac, todos juntos

Al fin y al cabo, una de las cosas que demostró la keynote del pasado mes es que todas las apps y juegos que corran en iOS y iPadOS serán capaces de funcionar en esos chips A12Z Bionic de la propia Apple, que aparecieron funcionando en los Developer Transition Kit con forma de Mac Mini que ya están empezando a llegar a algunos desarrolladores.

Sin duda, un movimiento así necesitaría de una reflexión muy profunda porque, de converger todos en un mismo OS, llegaría un momento en el que muchos de los productos que ahora aparecen diferenciados con total nitidez acabarían por confundir al usuario: ¿funcionaría de forma parecida un iPad Pro con teclado que un MacBook (Air, Pro o normal)? ¿En qué se diferenciarían?

Que el ecosistema de Apple vaya a ser mucho más compatible entre plataformas gracias a los nuevos procesadores ARM de los Mac del futuro no significa que las líneas que separan sus dispositivos se eliminen. Seguramente que serán más difusas que nunca, pero sin renunciar a las características que hacen especiales a cada uno de los productos que ahora mismo tienen los de Cupertino. ¿MacOS para todos? Veremos. Tomadlo, din duda, como una primera aproximación a algo que parece inevitable, aunque nos queda por saber el cómo.

Normas
Entra en El País para participar