Wirecard se declara insolvente y se convierte en la primera empresa del Dax en quebrar

Markus Braun, ex consejero delegado de Wirecard fue detenido ayer

Markus Braun Wirecard
Sede de Wirecard en Aschheim, cerca de Munich (Alemania). EFE

Wirecard va a presentar una solicitud de insolvencia después de revelar un agujero financiero de 2.100 millones de dólares en sus cuentas, convirtiéndose en el primer miembro del Dax en declarse en quiebra.

Las acciones fueron suspendidas por la Bolsa de Frankfurt antes de que se conociera esta noticia y en su vuelta a cotizar, el valor se ha desplomado hasta un mínimo intradía de 2,50 euros. Wirecard ha caído un 90% en Bolsa desde que la auditora EY se negara a firmar y dar por buenas las cuentas de 2019 la semana pasada, lo que llevó a la dimisión del CEO de la entidad, Markus Braun.

Wirecard dijo en una declaración de dos párrafos que su nueva dirección había decidido solicitar la insolvencia en un tribunal de Munich "debido a la inminente insolvencia y sobreendeudamiento". También dijo que estaba evaluando la posibilidad de presentar una solicitud de insolvencia de sus filiales.

La quiebra de Wirecard llega tan sólo dos años después de que pasará a formar parte del selectivo alemán Dax Xetra. Con un capitalización de 28.000 millones de dólares, la entidad se convierte en el primer miembro del índice alemán en entrar en quiebra.

En la tarde del lunes fue arrestado Markus Braun, quien presentó el pasado viernes su dimisión como consejero delegado de la firma alemana de servicios de pago, acusado de inflar sus cuentas. Este martes, el ejecutivo fue puesto en libertad bajo una fianza de 5 millones de euros y la obligación de comparecer semanalmente ante la Policía.

La oficina del fiscal de Munich está investigando a Braun bajo sospecha de falsificar las cuentas de Wirecard y de manipulación de mercado. "Ahora veremos todos los posibles delitos penales", informaron desde la oficina del fiscal.

Normas
Entra en El País para participar