El FMI prevé que la pandemia multiplique por cinco el déficit y eleve la deuda a cotas del siglo XIX

El agujero fiscal se elevará al 13,9% y el endeudamiento al 123,8% este año. La pandemia revertirá todas las mejoras logradas tras la última crisis

Déficit Deuda FMI Pulsar sobre el gráfico para ampliar

La debacle económica desatada por la crisis del coronavirus Covid-19, multiplicará por cinco el déficit público de España y elevará la deuda pública a cotas no registradas desde el siglo XIX. Así lo estima, al menos, el Fondo Monetario Internacional (FMI) en la actualización de previsiones económicas globales que publicó ayer.

En concreto, el Fondo prevé ahora un incremento del agujero fiscal español desde el 2,8% del PIB de cierre de 2019 al 13,9% a final de este año, frente al 9,5% que estimó en abril. La cifra supera con creces el 11,28% de déficit alcanzado en 2009 por la crisis anterior y da al traste con el saneamiento fiscal impulsado desde entonces.

A su vez, el desequilibrio de las cuentas públicas también supondría un fuerte incremento de la deuda pública española, que acabó el ejercicio pasado en el 95,5% del PIB y saltaría este año hasta el 123,8%, en lugar de al 113,4% estimado inicialmente por el FMI. Esta revisión supone rebasar el 123,6% alcanzado en 1902, récord anterior –obviando el periodo sin cifras de la Guerra Civil– y colocaría la deuda en máximos desde 1881.

La nueva previsión de déficit para España está alineada con la estimada para el conjunto de la economía mundial; se sitúa ligeramente por debajo del 15,4% de las economías del G-20 y por detrás del 16,6% que se espera en las economías avanzadas. Con todo, el agujero fiscal superará el 11,7% de media esperado para el conjunto de la zona euro, con Francia en el13,6%, Italia en el 12,7% y Alemania en el 10,7%. La peor parte se la lleva EE UU, donde el déficit se disparará del 6,3% de 2019 al 23,8% este año, mientras que en Japón, que parte del 3,3%, saltaría hasta el 14,7%.

En el caso de la deuda pública, el nivel de España supera el 101,5% previsto de media global; el 105,1% que se estima para el conjunto de la zona euro y el 77,2% alemán. Sin embargo, la cifra se mantiene por detrás del 125,7% que se proyecta para Francia o el 166,1% de Italia. Caso aparte es el de Japón, que pasará del 238% al 268%, mientras que en EE UU el salto estimado por el Fondo es del 108,7% al 141,4%.

En cuanto a las proyecciones para el próximo ejercicio, la estimación del FMI es que España logrará suavizar parcialmente su desequilibrio entre ingresos y gastos, una vez afrontado el deterioro de recaudación y el aumento de la factura que impone la crisis en 2020, para reducir el déficit hasta el 8,3% en 2021.

Pese a ello, siempre según el FMI, este agujero fiscal seguirá alimentando la deuda pública, que crecerá de nuevo durante el próximo año hasta alcanzar el 124,1% del PIB, lo que supone más que duplicar el objetivo recomendado por la UE de contener la deuda pública en el 60% del PIB.

Normas
Entra en El País para participar