El ‘rent a car’ quiere ser la alternativa segura al transporte público

Todos los vehículos tienen etiqueta Euro 6d como mínimo

alquiler de coche
Las campas se han llenado de vehículos durante la pandemia.

Se siguen llamando empresas de rent a car, aunque más que alquilar vehículos han pasado a casi regalarlos. Y no solo en España. Imposiciones de la pandemia del Covid-19, que ha aparcado más de 650.000 coches –de los 818.000 contabilizados en el mercado nacional–, según los cálculos de la Dirección General de Tráfico (DGT).

La diferencia ha sido utilizada en las actividades esenciales del estado de alarma; la mayoría altruistamente, “sobre todo vehículos industriales para llevar gente al Ifema, trasladar a sanitarios e incluso a fallecidos, en colaboración con Cruz Roja y varias ONG, dentro de la acción Vans x Mad”, detalla Ignacio Manzano, presidente de Aseval-Madrid, la Asociación Empresarial de Alquiler de Vehículos Con y Sin Conductor.

Por diez euros al día, con todo incluido, Goldcar, división low cost de Europcar Mobility Group, da las llaves de un utilitario medio. Un ejemplo de las muchas promociones puestas en marcha en la desescalada, y además, haciendo puerta fría, con llamada directa al cliente. Otra opción es venderlos (más del 50% de las empresas se financian así, refleja una encuesta de MSI Inteligencia de Mercado). En concreto, Hertz, declarada en suspensión de pagos (EE UU), ha puesto a la venta hasta modelos de alta gama.

Las flotas paradas por el Covid-19 pueden solucionar la movilidad urbana, según las empresas del sector

“Los rent a car tenemos la flota más moderna y menos contaminante. Ningún vehículo pasa de dos años como tope, estando la media en menos de uno, y todos tienen etiqueta Euro 6d como mínimo”, indica Manzano, unas características que les hacen muy apetitosos como coches de ocasión. “Somos la estrella de este negocio”, añade. Y también resultan atractivos para el medioambiente.

Juan Luis Barahona, presidente de Feneval (Federación Nacional Empresarial de Alquiler de Vehículos Con y Sin Conductor), que representa al 95% del sector, da datos: “Si hablamos de emisiones y de transporte, contaminamos 14 gramos de CO2 menos por cada kilómetro recorrido. El problema se plantea mal, porque no hay que fijarse en el tipo de coche, sino en su edad ”.

“En las ciudades podemos ser claves en un plan de movilidad transversal. Con incentivos para el usuario: facilitar zonas para aparcar, permitirle circular por los centros urbanos, etc. Más ahora, con el riesgo de contagio en el transporte público. También somos la alternativa a la compra, si el poder adquisitivo disminuye”, comenta Ignacio Manzano.

Acceso a la España rural

“Hay rincones donde solo se accede en coche, como las zonas rurales. Y no todo el mundo quiere o puede tenerlo. Somos importantes para llegar a la España vacía”, propone José Luis Sanz, presidente de Aneval, asociación que agrupa a las cinco grandes: Sixt, Enterprise, Hertz, Europcar y Avis. El director de esta última, Francisco Farras, también aboga “por una estrategia interprovincial e internacional, como tenemos en Avis Budget Group”.

“Más de la mitad del volumen de negocio nacional se concentra en las diez mayores. La otra parte son pymes (el 92% del total de empresas). En conjunto, cerca de mil empresas, más de 8.000 empleos –38.000 indirectos–, 1.800 millones de euros de facturación y 5.400 millones de inversión en 2019, año en el que compramos 270.000 vehículos al sector de automoción”, aclara el presidente de Feneval.

Cifras

20% de las ventas del sector de la automoción corresponden a la flota adquirida por el rent a car en 2019.

75% es la media de caída mínima de la facturación durante el estado de alarma. Un 30% de las empresas decidió cerrar.

85% de la actividad de alquiler de vehículos está vinculada al turismo.

El plan del automóvil que el Gobierno lanzó la semana pasada tiene al sector expectante. El sabor es agridulce, pues “las ayudas a la compra de coches deja fuera lo invertido en 2019 y este año poca flota podremos comprar”, prosigue. La crisis del transporte y del turismo se suman y tienen al rent a car contra las cuerdas.

Por eso, entre otras medidas, piden “con urgencia” que se les equipare con el mismo IVA. De momento, miran al verano con la esperanza de poner a circular tanto coche parado, “en el mejor de los casos un 30% del negocio, dadas las restricciones”, calcula Sanz. Su recién estrenado sello Espacio protegido Covid-19 puede animar a ello.

Imprescindibles para reconducir

El ‘rent a car’ quiere ser la alternativa segura al transporte público

Autodefinición. Además de alquiler de coches, son “proveedor de opciones de movilidad que sustituyen al coche en propiedad, incluido el carsharing y coche con conductor”, autodescribe su negocio Tobías Zisik, director de Europcar Mobility Group.

IVA. “Tributar al 10% como hacen otros sectores relacionados y no al 21% salvaría más de 400 empresas y de 1.600 empleos, según un informe de MSI”, reseña Juan Luis Barahona, presidente de Feneval.

Seguridad. Se certifica mediante una auditoría que otorga el sello de Espacio protegido Covid-19 como garantía de la desinfección e higiene del vehículo que se entrega.

Contactless. “Que la interactuación con el cliente sea mínima, reduciendo riesgos y tiempos gracias a la tecnología. Es clave la apuesta por lo digital y lo conectado”, considera Francisco Farras, director de Avis Budget Group. “En Europcar lo llamamos contacto cero y contamos con la certificación de Bureau Veritas”, comenta Zisik.

Formación. Para capacitar a los profesionales en la transformación digital. “Estrenaremos curso con una propuesta online de la mano de ISDI”, apuntan en Feneval.

Normas
Entra en El País para participar