Las gestoras lanzan un 40% menos de fondos por el Covid-19

En lo que va de 2020 solo se han registrado 40 nuevos productos; las caídas en Bolsa desincentivan la creación de vehículos

Gestoras fondos coronavirus pulsa en la foto

Las gestoras de fondos españolas han reducido con fuerza el lanzamiento de nuevos productos debido a la pandemia del Covid-19 y a la crisis bursátil y económica que ha desencadenado. En lo que va de año, tan solo han promovido 40 fondos, frente a los 67 del mismo periodo de 2019, lo que supone una reducción del 40,3%.

Hacía cinco años que no se veía un nivel tan bajo de registro de fondos de inversión en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), de acuerdo con los datos ofrecidos por el propio supervisor financiero.

“Las sociedades gestoras están en un proceso de racionalización de la oferta de fondos aunque, como viene sucediendo desde hace dos años, a un ritmo mucho menor que en el periodo entre 2012 y 2016, cuando el descenso acumulado en el número de fondos fue superior a 450”, explica la CNMV en su último informe anual. Durante el año pasado, se produjeron 120 bajas de fondos de inversión y 98 altas, lo que hizo que el número de vehículos finalizara el año en 1.595.

La principal causa del desplome producido en 2020 es el mal momento de la Bolsa y los bonos. Durante marzo y abril, la mayoría de índices bursátiles se hundió más de un 20% y muchos de los activos de renta fija más seguros perdieron alrededor de un 5%.

Estas turbulencias financieras provocaron que el volumen de dinero invertido a través de fondos en España se redujera, solo entre enero y marzo, en 29.000 millones de euros. De ese importe, 2.230 millones de euros son salidas netas de dinero, y el resto, depreciación de los activos subyacentes, de acuerdo con las cifras ofrecidas por la asociación españolas de gestoras de fondos (Inverco).

Más allá de una difícil coyuntura de los mercados, las gestoras cada vez apuestan más por tener unas gamas de productos más reducidas. Un buen ejemplo es CaixaBank Asset Management, que lleva tres años animando a sus clientes a suscribir contratos de gestión discrecional de carteras. Con esta fórmula, son los expertos de la firma los que van adecuando la exposición de cada inversor a cada tipo de activo, según su perfil de riesgo. Con una decena de fondos de inversión (cuya gestión, además, está delegada en firmas internacionales), pueden dar un servicio óptimo a la mayoría de sus clientes. De hecho, en 2020 la gestora de CaixaBank, que es la más grande del mercado, solo ha registrado dos fondos.

Además del auge de los contratos de gestión discrecional de carteras, el otro factor que más ha condicionado la creación de nuevos fondos es el escaso número de nuevos proyectos de gestoras. Cuando aparecen nuevas firmas, en los primeros meses registran tres, cuatro o 10 nuevos fondos.

En 2020, las gestoras Valentum y True Value, creadas hace relativamente poco tiempo, han lanzado nuevos productos, para completar su gama en Bolsa. La primera, con un fondo centrado en grandes compañías, y la segunda, en firmas de pequeña y mediana capitalización.

El grueso de fondos registrados son fondos garantizados y de rentabilidad objetivo. Aunque apenas ofrecen retornos, sigue habiendo clientes que demandan este tipo de productos. Cuando vencen los antiguos, piden al banco llevar el dinero a uno similar.

Normas
Entra en El País para participar