Supervisión

La CNMV dispara un 50% la supervisión de operaciones hasta los 165 millones

El supervisor realizó 153 requerimientos y 175 informes sobre la calidad de los datos en 2019

 El presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Sebastián Albella.
El presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Sebastián Albella. EUROPA PRESS

La CNMV publicó el miércoles su informe anual de 2019, en el que relata todo el trabajo realizado. La puesta de largo de sus esfuerzos por mantener el orden en el mercado se produce a unos meses de que venza el mandado de su presidente, Sebastián Albella, y su vicepresidenta, Ana María Martínez-Pina. Serán renovados o sustituidos a finales de noviembre.

 Entre los grandes hitos del supervisor, destaca el número de operaciones que le han reportado. Un total de 165 millones, un 50% más que en 2018, debido a cuestiones técnicas y a que hay un mayor número de entidades obligadas a informarle, porque algunas firmas se han instalado en España por el miedo al Brexit. Puso la lupa en la calidad de los datos y la corrección de las incidencias, con 153 requerimientos y 175 informes.

"La supervisión de los mercados de instrumentos derivados se centró en tres líneas de actuación: el análisis y seguimiento de la operativa diaria, la prevención y detección de situaciones de abuso de mercado y la realización de actuaciones específicas de control", señala la CNMV.

Uno de los grandes caballos de batalla del supervisor, el abuso de mercado, estuvo en la diana de las actuaciones de la CNMV. La cifra de operaciones sospechosas que le comunicaron las entidades subió un 49%, hasta las 345. La mayor parte estaba referida al potencial uso o intento de uso de información privilegiada (66%) y el resto, a posibles manipulaciones de mercado. Uno de las grandes batallas de Sebastián Albella son los chiringuitos financieros. Alertó en 2019 de 323, lo que supone quintuplicar el número de avisos de 2018.

La cantidad de comunicaciones de posibles infracciones (whistleblowing) se saldó con 464, pero ninguna de ellas derivo, por sí sola, en un expediente sancionador. Sin embargo, los técnicos de la CNMV sí hicieron su trabajo. El supervisor abrió 18 nuevos expedientes sancionadores, con propuestas de multas por importe de 9,3 millones, frente a los 5,01 de 2018. También cerró 17 expedientes anteriores, que supusieron 39 multas por un importe conjunto cercano a los cuatro millones de euros.

La CNMV remitió un total de 898 requerimientos a las entidades que supervisa, y detectó deficiencias de la información recabada de los clientes para evaluar su idoneidad y conveniencia.

En cuanto a los fondos de inversión, intensificó su vigilancia. Envió 1.464 escritos, un 10,8% más, y efectuó 223 actuaciones, frente a 218. Sus grandes misiones fueron resolver conflictos de interés y que los partícipes tuvieran la información suficiente.

Normas
Entra en El País para participar