El Ibex remonta un 3% apoyado en los estímulos de los bancos centrales

El selectivo español llegó a rozar los 7.700 pero frenó las subidas ante la nueva alerta de Powell, que reitera que aún queda lejos la recuperación económica

Ibex 35 pulsa en la foto

Los mercados europeos han retomado hoy las ganancias. Tras varias jornadas de dudas, el Ibex llegó a sumar un 4% y situarse a las puertas de los 7.700 animado por los nuevos estímulos monetarios anunciados por la Reserva Federal y el Banco de Japón, junto al plan de Trump de inversiones en infraestructuras. Sin embargo, las palabras del presidente de Fed en el Senado, en las que reitera, como ya hizo la semana pasada, que la recuperación económica de EE UU aún queda lejos, ralentizó a Wall Street, que pasó de sumar un 3% en la apertura a anotarse alrededor de un 1,5% al cierre de los mercados europeos, e hizo ceder posiciones a los parqués del Viejo Continente. Finalmente el Dow Jones cerró la sesión con un alza del 2% hasta los 26.290 puntos.

Pese a todo, el Ibex ha cerrado con una subida del 3,25%, hasta los 7.495 puntos. En el resto de Europa, las ganancias han sido también la tónica general: el Dax alemán ha subido un 3,4%, el Cac francés ha avanzado un 2,8%, el FTSE británico ha ganado un 2,9% y el Mib italiano, un 3,5%.

De vuelta al Ibex, Sabadell ha encabezado las ganancias, con una subida del 7,4%, seguida de ACS (6,95%), ArcelorMittal (6,5%) y Telefónica (6%). También han registrado fuertes alzas IAG, que se ha anotado un 5,6%, o Santander, con una subida del 4,6%. Tan solo tres valores han cerrado en negativo: Meliá Hoteles (-0,77%), Mediaset (-0,56%) y MásMóvil (-0,09%).

El optimismo de primera hora venía por la expectativa de que los estímulos monetarios y fiscales ayuden a la recuperación. La Reserva Federal dijo ayer que empezará a comprar bonos empresariales individuales bajo su programa de línea de crédito corporativo del mercado secundario. Hasta ahora solamente compraba fondos cotizados de deuda. Asimismo, el Banco de Japón ha anunciado este martes que ampliará hasta los 110 billones de yenes (901.000 millones de euros) el programa de créditos a coste cero y otras medidas de liquidez para las empresas, en un nuevo intento por animar la recuperación.

Las subidas se aceleraron a medio día ante varios datos económicos positivos tanto en Europa como en EE UU. En el Viejo Continente, se ha conocido que el sentimiento de los inversores alemanes aumentó más de previsto en junio ante la esperanza de que lo peor de una fuerte recesión en Europa quede atrás en verano. El índice ZEW aumentó hasta los 63,4 puntos desde los 51 en mayo, frente a la lectura de 60 que esperaban los analistas. 

Por otra parte, las buenas noticias también llegaron desde EE UU, donde las ventas minoristas de mayo repuntaron tras el desplome de abril por la crisis del Covid-19. Estas registraron un aumento del 17,7%, la mayor subida de la historia, y contrastan con el 8,4% esperado por los analistas de Bloomberg y el desplome del 16,4% de abril. Asimismo, el buen ánimo de los inversores procedía del plan de infraestructuras que está preparando el Gobierno de EE UU, con el que prevé invertir hasta un billón de dólares en desarrollar fundamentalmente infraestructuras de obra civil, aunque también redes 5G y banda ancha rural, según publica Bloomberg.

Sin embargo, la comparecencia de Powell frenó este optimismo al subrayar que a la economía americana aún le queda un largo camino por recorrer para recuperarse, aunque podría haber "tocado ya fondo". "Algunos indicadores han apuntado a una estabilización, y en algunas áreas hay un modesto repunte en la actividad económica", ha afirmado, para añadir que, a pesar de ello, "los niveles de producción y empleo permanecen aún muy lejos de sus niveles previos a la pandemia y persiste una incertidumbre sobre cuánto tardará en producirse la recuperación y cuál será su magnitud".

En cualquier caso, los mercados siguen nerviosos ante un posible rebrote de la pandemia que pueda llevar a nuevos confinamientos y a paralizar la actividad, ahora que empieza a remontar. Por ello, desde Link Securities aconsejan "no sacar demasiadas conclusiones" con los datos de ventas minoristas de EE UU ni los indicadores ZEW de sentimiento sobre el futuro de la economía en Alemania. "Lo realmente relevante será que esas mejoras continúen durante el verano y el otoño", apuntan.

El mayor apetito por el riesgo también se refleja en la deuda, con subidas del rendimiento de los bonos de EE UU y caída en los europeos. La rentabilidad del bono español a 10 años se sitúa en el 0,531% desde el 0,559% anterior con la prima por debajo de 100 puntos, mientras que el interés del bono italiano cae al 1,359% desde el 1,415% anterior.

Respecto a las materias primas, el petróleo, que a primera hora caía presionado por los nuevos casos de virus en China, suma en torno a un 1%. En el mercado de divisas, el euro cede un 0,6% frente al dólar, hasta 1,1257 dólares.

En España, continúa este martes la cumbre empresarial organizada por la patronal CEOE, que reúne de forma telemática a los máximos responsables del ámbito empresarial español para aportar ideas que permitan proponer al Gobierno un plan de reconstrucción de la economía. Si ayer los líderes pidieron un gran pacto para reactivar la economía tras la crisis del covid-1 y que no elimine aún las medidas que "funcionan" como los ERTE, este martes el sector del turismo ha exigido un IVA superreducido y alargar los ERTE hasta diciembre.

Además, un estudio sobre un fármaco que permite mejorar a pacientes con Covid también genera optimismo. El fármaco, llamado Dexametasona, puede ayudar a salvar vidas de pacientes que se encuentran graves a causa del coronavirus, según un estudio de la Universidad de Oxford divulgado este martes. Esta medicina es una de las que se están empleando en el considerado mayor ensayo clínico del mundo, donde se experimenta con tratamientos para otras enfermedades con el objetivo de ver si también funcionan para combatir el coronavirus.

Normas
Entra en El País para participar