Comisión de reconstrucción

Álvarez pide una banca pública y más la producción estatal en sectores estratégicos

El dirigente sindical reclama, como la patronal y en contra de las intenciones del Gobierno, que los ERTE de fuerza mayor lleguen hasta diciembre

El secretario general de la UGT, Pepe Álvarez durante la Comisión de Reconstrucción social y económica en el Congreso de los Diputados.
El secretario general de la UGT, Pepe Álvarez durante la Comisión de Reconstrucción social y económica en el Congreso de los Diputados.

El incremento de la demanda y del consumo es el camino para relanzar la economía española. Y para ello “es vital la aportación masiva de inversión con carácter inmediato y ayudas, planes renove o instrumentos tributarios, sobre todo para aquellos sectores que emplean más mano de obra". Esa es la opinión que el secretario general de UGT, Pepe Álvarez, ha trasladado hoy a la Comisión de Reconstrucción social y económica que se celebra en el Congreso de los Diputados para recomponer el país tras los estragos causados por pandemia de Covid-19.

Si bien, ha añadido que será imprescindible la existencia de una banca pública “no solo para hacer llegar las ayudas e incentivos públicos a sus destinatarios sino como instrumento imprescindible para impulsar sostener el tejido empresarial”. Si bien, Álvarez ha rechazado utilizar la palabra "nacionalizar" al hablar de esta cuestión. "No he usado la palabra nacionalizar, y no porque me asuste, pero creo que el Estado tiene que estar en la recomposición de los servicios públicos y el sistema financiero cada vez es más público", ha dicho.

También se ha referido a la presencia del estado en la economía para reclamar a los diputados de esta Comisión parlamentaria que determinen que sectores estratégicos debe preservar el Estado para afrontar futuras pandemias u otro tipo de crisis económicas o sociales. En ese punto se ha preguntado: ¿Es normal que no haya ninguna fábrica que fabrique alcohol en España?, tras lo que ha demandado cambios en las leyes comunitarias "porque los tribunales europeos de competencia son los que realmente impiden la producción propia" de cada Estado.

Según ha planteado, España tiene que analizar qué debería producir para hacer frente a una posible pandemia en un futuro para no depender tanto de terceros países y, en ese sentido, puso como ejemplo la defensa de Alcoa ya que "el aluminio tiene que ser uno de esos instrumentos básicos que un Estado debería poseer".

Álvarez ha reclamado en este escenario una plan estratégico y estatal por la industria y ha propuesto una “estrategia que promueva el agrupamiento empresarial” a través del diseño de instrumentos financieros, fiscales o de cualquier otro tipo, ya que en su opinión las empresas son capaces de afrontar mejor las crisis cuanto mayor es su tamaño.

ERTE hasta diciembre

El líder de UGT defendió también la prórroga de los Expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) por fuerza mayor hasta el mes de diciembre, como reclaman también los empresarios, y en contra de la intención del Gobierno que es alargarlos solo hasta el 30 de septiembre, para después evaluar si son necesarias más prórrogas.

Dicho esto Álvarez ha asegurado que no se han roto en ningún momento las negociaciones del diálogo social, "y me atrevo a decir que tampoco se van a haberla", ha incidido. De hecho, ha abogado por negociar con el Gobierno y la patronal un diseño para el futuro de los ERTE similar al alemán, donde la suspensión del empleo y su financiación por parte del Estado están vinculados a la formación del trabajador durante el tiempo que no trabaja.

Asimismo, ha rectificado su opinión respecto a la derogación de la reforma laboral. Concretamente ha precisando que si antes consideraba que había que anularla en su totalidad y sustituirla por la legislación anterior, ahora piensa que hay cuestiones que deben retornar a como estaban reguladas antes de 2012 porque habría que partir de ese escenario para lograr un acuerdo equilibrado entre empresas y trabajadores, pero que hay otros aspectos que deberían acordarse entre patronal y sindicatos, ha dicho.

 

Normas
Entra en El País para participar