ASCAME exige más medidas en favor de la pyme

A pesar de generar más empleo que las grandes empresas, solo reciben el 8% de préstamos bancarios, según la asociación.

pymes ayudas coronavirus ASCAME

La economía española y europea depende en gran medida de la pequeña y mediana empresa. Este colectivo de negocios, junto a los autónomos, es el principal motor del tejido empresarial de todo nuestro entorno. Un colectivo al que sin lugar a dudas la crisis sanitaria de la Covid-19 le ha sacudido con dureza.

Así las cosas, el papel de las pymes como eje vertebrador de la economía global coloca a este colectivo en una posición de urgencia a la hora de que las instituciones públicas tracen planes específicos que las rescaten de esta crisis económica.

Generadores de empleo

Rescatar a las pymes implica rescatar la economía, debido al elevado porcentaje de puestos de empleo que representan en España y Europa. De hecho, se estima que por cada millón de euros que se invierte en una pyme se crean 14,7 puestos de trabajo, una cifra muy por encima de los 3,1 que se generan si la inversión se destina a una gran empresa.

Son datos de la Asociación de Cámaras de Comercio e Industria del Mediterráneo (ASCAME), que concluye que la pequeña y mediana empresa contribuye en más del 40% al PIB en las economías emergentes, y que el sector privado aporta ocho de cada diez empleos en los países en vías de desarrollo

“Las pymes en el Mediterráneo son una parte inseparable de su economía”; cuenta Anwar Zibaoui, coordinador general de Ascame. Y es que la región cuenta con 25 millones de pymes.

Pocas ayudas

A pesar de todo ello, las pymes solo perciben el 8% del total de préstamos bancarios, por lo que este es el principal motivo por el cual no se han resuelto los problemas endémicos que sufren este tipo de empresas, lo cual se agrava en épocas de crisis como la actual.

“No son suficientes ni satisfactorias las medidas gubernamentales o los programas de financiamiento puestos en marcha. La asimetría de la información y la estructura del sistema financiero, las exigencias de garantías y las elevadas tasas, son imposibles de aceptar”, afirma Zibaoui.

La solución, opina, pasa por brindar apoyo directo e inmediato a las pymes para garantizar su operación continua. Que el apoyo llegue a estos negocios y a sus trabajadores.

Normas
Entra en El País para participar