Pallete: “La ejecución del plan estratégico de Telefónica se reflejará en el precio de la acción”

“En 2020 seguiremos reduciendo deuda y mantendremos un dividendo atractivo y sostenible”

Junta accionistas Telefonica
José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica, durante la junta general de accionistas de 2020.

El presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, ha reconocido hoy que en el entorno de incertidumbre generado por la crisis económica provocada por el Covid-19, los mercados están muy distorsionados. En su discurso ante la junta de accionistas de la compañía, celebrada hoy por vía telemática, el directivo ha reconocido que el precio de la acción de la operadora se ha visto afectado.

“No somos inmunes a esta situación, pero nuestro negocio es más resistente que otros. Estamos seguros de que con la ejecución de nuestro plan de acción estamos avanzando en la dirección correcta, generando valor y de que esto se reflejará en la cotización de la acción”, ha afirmado. Pallete ha explicado que la compañía está gestionando según el rumbo establecido con la vista a largo plazo. "No gestionamos a tres meses vista con decisiones a corto plazo como la venta de infraestructuras o planes masivos de recompra de acciones para mejorar el precio", ha indicado.

“Esta es una compañía casi centenaria y nosotros tenemos la obligación de pensar en horizontes muy largos que corresponden con el retorno de las inversiones que nos planteamos (…) Nuestra meta está en construir una nueva Telefónica preparada para los próximos 100 años. En consecuencia, más pronto que tarde esto se tendrá que reflejar en el precio de la acción”, afirmó el ejecutivo.

Pallete ha señalado que, para este año 2020, el objetivo financiero de la compañía es optimizar la generación de caja. “Y contamos con un balance sólido y una fuerte posición de liquidez para afrontar los vaivenes de esta crisis. Seguiremos invirtiendo, seguiremos reduciendo deuda y seguiremos manteniendo un dividendo atractivo y sostenible”, ha dicho el ejecutivo, recordando que la posición de liquidez supera los 22.500 millones de euros. "Tenemos cubiertos los vencimientos de los próximos dos años

José María Álvarez-Pallete interviene durante la junta general de accionistas de Telefónica. ampliar foto
José María Álvarez-Pallete interviene durante la junta general de accionistas de Telefónica.

El directivo ha indicado que la compañía ha asumidos las expectativas de los accionistas. “Sabemos que cuentan con el dividendo como un componente de su renta y por eso optamos por mantenerlo en 0,40 euros por acción”, ha dicho. La cifra es la misma que el pasado año, si bien la teleco ha decidido retomar la alternativa del pago del dividendo en acciones. "El dividendo está cubierto por la generación del flujo de caja, y está dentro del rating de grado de inversión", ha señalado.

Pallete ha indicado que 2020 quedará en la historia de la compañía como el año en que se superó satisfactoriamente la enorme prueba de la pandemia del Covid-19, pero quedará también como el ejercicio de arranque del Plan de Acción para construir la Nueva Telefónica. Este impulso estratégico cuenta con cinco ejes: la priorización de España, Brasil, Alemania y Reino Unido como mercados clave; la segregación de los negocios en Hispanoamérica, con la búsqueda de alternativas estratégicas “que preservaran nuestra presencia en la zona de forma rentable”; el lanzamiento de Telefónica Tech “con la vocación de poner en pie un líder mundial en servicios digitales B2B”; la creación de Telefónica Infra, que emerge como una de las mayores unidades de infraestructuras de telecomunicaciones del mundo; y la implantación de un nuevo modelo operativo, para ganar agilidad, acelerar la ejecución y maximizar las sinergias entre todas las unidades de la compañía.

Con respecto a Hispam, y en las respuestas a los accionistas, Pallete ha indicado que la compañía tiene sobre la mesa todas las opciones, incluida la posible escisión financiera con opciones inorgánicas. 

El directivo ha destacado el acuerdo alcanzado con Liberty Globalpara la fusión de sus respectivas filiales en Reino Unido, O2 y Virgin Media, que supondrá la creación del operador líder convergente. “Nada menos que el campeón de la conectividad en Reino Unido. Nos convierte en los líderes con una red de última generación a través de la cual podamos ofrecer los mejores servicios digitales a nuestros clientes y a la sociedad”. "Recibiremos más de 5.700 millones de libras tras el cierre de la operación", ha añadido.

Pallete ha insistido en que, con esta operación Telefónica pasa a ser convergente en sus cuatro mercados clave: en España, Brasil y Reino Unido con infraestructura propia, y en Alemania con acuerdos con terceros. “La combinación de ambos negocios nos hace más fuertes en el segundo mercado más grande de Europa, y nos permitirá capturar sinergias muy significativas”. Pallete ha reiterado su mensaje de que esta operación supone la mayor operación de consolidación en el sector europeo de telecomunicaciones en los últimos años, y la mayor operación corporativa realizada por Telefónica a lo largo de su historia casi centenaria.

El ejecutivo ha destacado el reciente acuerdo para la venta de más de 10.000 emplazamientos de Telefónica Alemania a Telxius. Pallete ha indicado que se ha reforzado a Telxius como uno de los principales operadores neutros de infraestructuras de Europa, mientras que con la transacción, Telefónica podrá reducir deuda en 500 millones entre 2020 y 2021.

De izquierda a derecha, Ángel Vila, consejero delegado, y José María Álvarez-Pallete, presidente, en la junta general de accionistas de Telefónica de 2020. ampliar foto
De izquierda a derecha, Ángel Vila, consejero delegado, y José María Álvarez-Pallete, presidente, en la junta general de accionistas de Telefónica de 2020.

Con respecto a 2019, Pallete ha recordado que, en términos orgánicos, Telefónica elevó sus ingresos por encima del 3%, en torno al 2% en resultado operativo antes de amortizaciones e impuestos y el beneficio neto subyacente supera los 3.500 millones de euros. “Es cierto que el beneficio neto se resiente, pero sucede así por una decisión deliberada, ya que recoge el sacrificio de una parte importante de los resultados para hacer frente, entre otros efectos, a costes de reestructuración previstos para llevar adelante nuestro Plan de Acción”.

Además, ha destacado la fuerte generación de caja, pese a haber invertido 8.800 millones de euros en redes. “Y mientras otros operadores tienen por delante inversiones enormes para desplegar unas infraestructuras tan avanzadas como las que hoy tenemos nosotros, en nuestro caso el pico de inversión sobre ventas ya ha quedado atrás. Pues bien, este elevado volumen de inversiones no ha impedido que en 2019 hayamos alcanzado la cifra de flujo de caja libre más alta desde 2012. Casi 6.000 millones de euros, con un aumento de más del 20%”, ha precisado.

En esta línea, ha recodado que Telefónica ha seguido reduciendo deuda de forma significativa. “Hemos reducido la deuda neta en 15.000 millones de euros desde junio de 2016. Estamos asignando mejor el capital y aumentando los retornos, sin olvidar nuestro objetivo de grado de inversión solido desde un punto de vista de las agencias de crédito”, ha indicado Pallete, insistiendo en que la teleco cumple los objetivos financieros.

Con respecto a la propia pandemia, Pallete ha destacado que Telefónica estaba preparada para servir a la sociedad gracias a las fuertes inversiones en fibra realizadas en los últimos años.

“Las telecomunicaciones se han confirmado como un sector vital en las sociedades contemporáneas, y las compañías de telecomunicaciones son la columna vertebral de nuestra sociedad y solo pueden cumplir con su papel, si disponen de las mejores redes”, ha defendido. Pallete ha defendido la apuesta de Telefónica de reforzar sus redes en los últimos años, con una inversión acumulada de más de 90.000 millones de euros.

“Vimos que podíamos ayudar y ayudamos. Sentimos que podíamos hacer más y lo hicimos. Sabemos que la razón de ser de una empresa es servir a toda la comunidad de la que forma parte. Y gracias a la claridad de nuestra misión y a nuestros valores, esta crisis ha sacado lo mejor de Telefónica. Nunca nuestro propósito ha tenido más sentido”, dijo Pallete.

Según el directivo, la digitalización aparece, junto con la sostenibilidad, como el gran motor de la reactivación económica, ya que tiene la capacidad de impulsarlos modelos de negocio optimizando costes, y abriendo nuevas fuentes de ingresos. “Se estima que la reinvención digital de España podría tener un impacto anual equivalente al 1,8% del PIB hasta 2025”, ha explicado el directivo en su discurso, indicando que favorecer la digitalización del tejido productivo español con tecnologías como cloud, ciberseguridad, big data e internet de las cosas “incrementará su competitividad, estimulando el crecimiento y el empleo”.

La acción de Telefónica está subiendo casi un 3% cerca del mediodía, hasta 4,63 euros. Ayer, sufrieron un duro castigo, con una bajada del 6%, en medio de la tormenta que sacudió a todas las bolsas.

José María Álvarez-Pallete, en la junta de Telefónica de 2020, celebrada de forma telemática por la pandemia del coronavirus. ampliar foto
José María Álvarez-Pallete, en la junta de Telefónica de 2020, celebrada de forma telemática por la pandemia del coronavirus.

Normas
Entra en El País para participar