El economista turco Dani Rodrik, premio Princesa de Asturias de Ciencias Sociales 2020

Es profesor en Harvard y uno de los mayores críticos de la globalización y sus efectos en las soberanías nacionales

Fofografía de archivo del economista turco Dani Rodrik.
Fofografía de archivo del economista turco Dani Rodrik. EFE

El economista turco Dani Rodrik ha sido galardonado con el Premio Princesa de Asturias de Ciencias Sociales 2020 que se ha fallado este jueves. Este es el cuarto de los ocho galardones internacionales que convoca este año la Fundación Princesa de Asturias y que cumplen con su XL edición. A este premio optaban un total de 33 candidaturas procedentes de 14 países.

Rodrik es profesor de economía política internacional en la Universidad de Harvard, y ha dedicado buena parte de su trabajo a estudiar los efectos de la globalización en las democracias y soberanías nacionales, y por qué unos gobiernos tienen más éxito que otros operando en la misma vorágine.

En su último libro sobre el tema, Hablemos claro sobre el comercio mundial, ideas para una globalización inteligente (Deusto), Rodrik reúne los grandes temas de su obra y su trabajo, que versa sobre la soberanía nacional, el poder de la industria o las distintas políticas comerciales que debe aplicar cada país según el contexto en el que se encuentre. Concluye que es posible y necesario restaurar un equilibrio más sano entre la gobernanza nacional y la global que el instaurado a día de hoy.

En otra de sus obras, La paradoja de la globalización, Rodrik dibujó un triángulo cuyos vértices eran la globalización económica, la soberanía nacional y la democracia. En su texto disertaba sobre el principal problema de esta figura, y es que solo se pueden escoger dos de los tres elementos que forman el triángulo, por mucho que las democracias liberales hayan tratado de operar en los tres vértices.

El economista agradeció la noticia, y espera que algunas de las ideas que reconoce el galardón “sean útiles en la reconstrucción de la economía mundial”. En declaraciones remitidas desde la Fundación Princesa de Asturias, Rodrik agradece su elección desde “lo más hondo” de su corazón. “Mi gran esperanza es que algunas de las ideas que reconoce el Premio sean útiles en la reconstrucción de la economía mundial, que tanto necesitamos después de la pandemia”.

El jurado, además, ha valorado su capacidad para contribuir “a mejorar el funcionamiento del sistema económico y a hacerlo mucho más sensible a las necesidades de la sociedad”. En el fallo se sostiene que el profesor Rodrik ha fortalecido el rigor en el análisis de la dinámica de globalización de las relaciones económicas internacionales, aportando conclusiones que contribuyen a mejorar el funcionamiento del sistema económico y a hacerlo mucho más sensible a las necesidades de la sociedad.

La reunión del jurado, de forma excepcional con motivo de la emergencia sanitaria provocada por la pandemia de Covid-19, se ha desarrollado mediante videoconferencia. El Premio está dotado con una escultura de Joan Miró -símbolo representativo del galardón-, un diploma, una insignia y la cantidad en metálico de 50.000 euros.

Los Premios Princesa de Asturias están destinados, según señala su Reglamento, a galardonar "la labor científica, técnica, cultural, social y humanitaria realizada por personas, instituciones, grupos de personas o de instituciones en el ámbito internacional". Conforme a estos principios, el Premio Princesa de Asturias de Ciencias Sociales se concederá a "la labor creadora y/o de investigación de la historia, el derecho, la lingüística, la pedagogía, la ciencia política, la psicología, la sociología, la ética, la filosofía, la geografía, la economía, la demografía y la antropología, así como de las disciplinas correspondientes a cada uno de dichos ámbitos".

Normas
Entra en El País para participar