Política monetaria

El mercado aguarda las previsiones de la Fed en plena pandemia

Los inversores esperan que Powell reitere su apoyo a la economía, pero descartan más medidas

Jerome Powell, presidente de la Fed.
Jerome Powell, presidente de la Fed. AP

Con Wall Street recuperando más de un 40% desde los mínimos de marzo, y algunos de sus índices, como el Nasdaq, en máximos históricos, el Comité de Mercado Abierto de la Reserva Federal (FOMC) concluye hoy su reunión de dos días. Después de la batería de medidas desplegadas por el Banco Central de EE UU para hacer frente a la crisis desatada por la pandemia, no se esperan novedades en lo que a iniciativas de política monetaria respecta. Aunque no se adopten nuevas medidas, el consenso prevé que Powell reitere su apoyo a la economía.

Los inversores aguardan con expectación las proyecciones macroeconómicas que maneja la institución, las primeras desde el estallido de la pandemia, ya que en marzo el FOMC no publicó sus pronósticos debido a la elevada incertidumbre derivada de la crisis sanitaria que ha obligado a los estados a poner en marcha estrictas medidas de confinamiento que empiezan poco a poco a levantar. La reapertura de la economía es algo que ha desatado la alegría de los inversores en las últimas sesiones y ahora queda por ver si el inicio de la actividad y las medidas monetarias y fiscales puestas en marcha son suficientes para contener el impacto negativo del virus en la economía

A pesar de que los últimos datos, como el de empleo del mes de mayo (se crearon 2,5 millones de puestos de trabajo), están proporcionando algo de oxígeno a los inversores y alientan la esperanza de una pronta recuperación, desde ING esperan que la institución que preside Jerome Powell mantenga los tipos de interés sin cambios en la horquilla del 0%-0,25% y prevén que, por esta vez, se abstenga de ofrecer una nueva orientación a futuro. Como pronto los expertos de la entidad fechan 2022 como el año en el que podría retomarse el alza de las tasas.

Después de la recuperación experimentada por la economía estadounidense en el mes de mayo al calor de la eliminación de las restricciones, los inversores descartan que la Fed recurra a los tipos negativos, una idea de la que ha renegado Jerome Powell en los últimos meses, a pesar de afirmar que estaba dispuesto a hacer los que estuviera en su mano para apoyar la recuperación. En su caso de lo que muchos analistas empiezan a hacerse eco es de que el responsable de la política monetaria en EE UU abra la puerta a nuevas medidas en los próximos meses y entre ellas la que resuena con más fuerza es el control de la curva de tipos para como señalan desde Link Securities evitar un repunte no deseado de los mismo, especialmente de los tipos a largo plazo.

La reunión se produce después de que la Fed haya flexibilizado su programa de préstamos a pymes. El importe mínimo que pueden solicitar se ha reducido de los 500.000 a 250.000 dólares y el máximo lo ha aumentado 200 a 300 millones. Esto ha ido acompañado de una ampliación del plazo de cuatro a cinco años.

Además de los préstamos a pymes y la rebaja de los tipos de interés, la batería de medidas de la Reserva Federal desde el estallido de la crisis ha sido amplia. Junto a las iniciativas y con el objetivo de garantizar el flujo del crédito a los hogares y las empresas el banco central ha seguido comprando valores del Tesoro y cédulas hipotecarias. Esto se ha completado préstamos a estados, condados y municipios para el mantenimiento de los servicios sanitarias y la compra de deuda de grandes empresas tanto en el mercado primario incluyendo los bonos por debajo del grado de inversión y la adquisición de fondos cotizados que inviertan en deuda.

Normas
Entra en El País para participar