El confinamiento, ¿nos ha animado a emprender?

Los programas de emprendimiento de Acción contra el Hambre aumentan considerablemente. ¿Se debe a haber detectado una oportunidad de negocio o se está emprendiendo por necesidad?

autónomos paro desempleo emprender coronavirus

La crisis sanitaria causada por el coronavirus también ha dejado huella en materia de emprendimiento.Según datos de Acción contra el Hambre, la demanda de sus programas de ayuda al emprendimiento se ha disparado en los últimos meses. La organización aplaude el avance, pues puede suponer un fuerte desarrollo, especialmente en zonas locales. Pero también teme que este impulso provenga de la falta de oportunidades del mercado laboral.

Un gran aumento de solicitud de ayudas al emprendimiento

Desde esta organización han detectado un mayor interés en el emprendimiento durante los meses de confinamiento. Para Ana Alarcón, responsable de programas de emprendimiento, se puede cifrar este aumento del interés en un 25% en toda España, siendo más agudo en algunas regiones, en las que ha aumentado hasta un 40%.

"Esto nos da una idea de cómo se disminuyen las expectativas de empleo por cuenta ajena en un mercado laboral mermado por la crisis y abre interés por las posibilidades de emprender por cuenta propia y buscar opciones locales", señala Alarcón.

Emprendimiento digital

La digitalización llegó hace unos años para quedarse, pero todos los expertos coinciden en que esta crisis económica y sanitaria ha acelerado todos los procesos.

En el área del emprendimiento también es así, ya que la mayoría de proyectos que se están creando cuentan con un formato online, en el que el comercio electrónico tiene una especial predominancia.

"La juventud española está mostrando una gran motivación por promover una transformación social a través de sus negocios. De hecho, ya son los agentes del cambio global que tanto necesitamos", detalla Alarcón.

Se repite el proceso de 2008, en opinión de la  organización

La valoración que realizan desde Acción contra el Hambre es que nos encontramos ante una situación de crisis similar a 2008. Que padece mayoritariamente la población joven. Sin trabajo estable, las posibilidades de emancipación familiar se reducen considerablemente. Temen que la precariedad laboral juvenil se convierta en estructural.

Normas
Entra en El País para participar