Covid-19

Iberia carga contra Consumo y afirma que ha respetado el derecho a la devolución de los billetes

La aerolínea se queja del daño reputacional por la denuncia del Gobierno a 17 aerolíneas por supuestas prácticas fraudulentas

El presidente de Iberia, Luis Gallego.
El presidente de Iberia, Luis Gallego.

El anuncio de acciones legales del Gobierno contra 17 aerolíneas, por eludir información a los clientes sobre el derecho al reembolso en efectivo de los billetes de vuelos cancelados, no se ha quedado sin respuesta. Iberia se ha mostrado “perpleja” ante la decisión del Ministerio de Consumo de llevar a cabo una acción judicial de cesación contra el ramillete de compañías aéreas, entre las que se encuentra la citada Iberia y su filial Iberia Express.

La mayor aerolínea española dice haber actuado en estrecha coordinación con el propio Estado, a través de la Agencia Española de Seguridad Aérea (AESA), y asegura haber atendido a los viajeros dentro de los márgenes que marca la normativa europea. “Iberia e Iberia Express hemos informado correctamente a los clientes afectados por las cancelaciones de vuelos acerca de sus derechos en esos casos, incluyendo el derecho a obtener el reembolso del importe de sus billetes”.

Además de defender que no hay caso, Iberia viene a decir, a través de un comunicado, que no era el momento ni la forma: "Son serias acusaciones precisamente cuando llevamos meses dando ejemplo de compromiso con el país, la sociedad, los clientes y nuestros propios empleados, en el peor escenario al que nos hemos enfrentado nunca”.

El ministerio que dirige Alberto Garzón desveló ayer que había acudido a la justicia para frenar la supuesta práctica desleal de Air Europa, Air France, Binter Canarias, EasyJet, Eurowings, Iberia, Jet 2, KLM, Latam Airlines, Lufthansa, Ryanair, SAS, Transavia, TUI, United Airlines, Volotea y Wizzair.

Daño reputacional

Iberia se queja de unas acusaciones con “efectos muy perjudiciales para las compañías, tanto para su reputación como para la situación económica y las posibilidades de superar la parálisis actual”. La compañía reitera su “compromiso de atención al cliente, de acuerdo con el Reglamento CE 261/2004 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 11 de febrero de 2004”.

Tras ser acusada por el Ministerio de Consumo de una infracción grave, la empresa que preside Luis Gallego dice haber realizado “el mayor esfuerzo” para salvaguardar los derechos de sus viajeros. En este sentido, subraya que ha avisado “con toda la antelación posible” a los afectados por las suspensiones de vuelos y se les ha informado de las distintas alternativas a su alcance, “incluido el reembolso a través de diversas modalidades”.

Durante este tiempo como los aviones en tierra, tanto Iberia como el resto del sector han tratado de reducir el impacto en la caja que supone la devolución en efectivo del importe de los billetes. Un intento que se llevaba a cabo con el ofrecimiento de bonos canjeables por nuevas reservas. “En los casos en que los pasajeros se han decantado por la opción del bono, también les hemos informado de las características, términos y condiciones de los mismos con carácter previo a su aceptación”.

Es en este contexto, en el que Consumo demanda ante la justicia que se abra de nuevo la opción de la devolución en efectivo allí donde los consumidores hayan tenido el bono como única opción de compensación.

La dirección de Iberia ha hecho hincapié en que el coronavirus ha generado “la peor crisis humanitaria, sociosanitaria y económica de los últimos 70 años”, además de la peor crisis en la historia de la aviación. Con todo, la empresa subraya que este escenario “no ha supuesto excepción o relajamiento alguno” de los compromisos con los clientes.

Normas
Entra en El País para participar