El BCE afloja el ritmo semanal de compras a 31.800 millones de euros

Las adquisiciones en el plan extra antipandemia descienden a 22.800 millones

 Christine Lagarde, presidenta del BCE
Christine Lagarde, presidenta del BCE -/European Central Bank/dpa

El BCE ha rebajado ligeramente el ritmo de compras de deuda soberana, aunque su grado de intervención en el mercado sigue siendo notable y decisivo a la hora de estabilizar el coste de financiación de los gobiernos de la zona euro. Durante la semana pasada, el volumen de deuda adquirida fue en total de 31.800 millones de euros, de los que 22.800 correspondieron al plan extraordinario de compras por la pandemia lanzado en marzo y otros 7.700 millones al programa de compras de deuda soberana ya existente.

La cifra se reduce frente a los 40.000 millones comprados en la semana precedente, que incluyeron los 30.072 millones de euros del plan antipandemia. Sin embargo la cuantía adquirida durante la semana pasada dentro de este último plan (conocido como PEPP por sus siglas es inglés) no llega a ser la más baja dentro de la serie semanal de adquisiciones, con semanas en las que ha estado entre los 20.000 y los 22.000 millones de euros.

Los datos del balance del BCE a cierre de la semana muestran también que no hubo compra alguna de bonos corporativos, donde la cifra total de adquisiciones se mantiene en los 212.500 millones de euros.

Tras las últimas adquisiciones, y cuando ya van nueve semanas de compras extraordinarias, el programa PEPP del BCE suma un volumen de 234.700 millones de euros, el equivalente al 31,3% de los 750.000 millones anunciados en marzo para el conjunto del año. Al ritmo actual de compras, este instrumento, que el BCE defiende como su principal baza para combatir la crisis actual desde la política monetaria, se agotaría en el otoño, ante lo que los inversores aguardan un incremento que la institución podría anunciar tras la reunión de su Consejo de Gobierno este mismo jueves.

La expectativa generalizada es que el BCE anuncie un incremento del PEPP de 500.000 millones de euros y su posible extensión a 2021, o al menos la indicación de que se reinvertirá la deuda del programa que vaya venciendo. Sin embargo, también existe la posibilidad de un retraso en la decisión a la vista de la mayor situación de calma en las primas de riesgo y de la cumbre que en junio celebran los líderes de la UE y en la que deberán pronunciarse sobre la propuesta de la Comisión Europea para el fondo de reconstrucción, por 750.000 millones de euros.

Normas
Entra en El País para participar