Crisis en la automoción y el turismo

El Gobierno, abierto a otro socio industrial como alternativa al cierre de Nissan

España trabaja en rutas seguras para recibir turistas en la segunda mitad de junio

La ministra de Industria, Reyes Maroto.
La ministra de Industria, Reyes Maroto. EFE

El Gobierno está trabajando en proyectos alternativos al cierre de la planta de Nissan de Barcelona, entre ellos uno de micromovilidad, con o sin el fabricante japonés, con el objetivo de poder salvar "el mayor número posible" de empleos, ha dicho la ministra de Industria, Reyes Maroto, en una entrevista con Efe.

Nissan anunció este jueves su decisión de cerrar sus centros de Barcelona -Zona Franca (fábrica de furgonetas), Montcada i Reixac (ejes) y Sant Andreu de la Barca (suspensiones y bastidores) con unos 3.000 empleados- y aseguró que no había "ninguna solución viable de futuro" para mantenerlas abiertas.

"El diálogo con Nissan sigue abierto. Nosotros les presentamos un plan de incentivos para poder garantizar la viabilidad de la planta que sigue encima de la mesa", ha añadido la ministra, quien ha apuntado que si la empresa japonesa rechaza el proyecto, buscarán "otro socio industrial" para sacarlo adelante.

Tras el anuncio de cierre, el Gobierno ha propuesto a la marca nipona crear un grupo de trabajo para analizar la situación y, "si finalmente no cambiaran de opinión", abordar "escenarios alternativos" para las instalaciones, que están "en un ecosistema de movilidad con muchas fortalezas".

"Cataluña y la Zona Franca tienen muchas fortalezas para reorientar el proyecto industrial de Nissan, que era obsoleto y que había que modernizar", según Maroto, que ha recordado que mientras el cierre costará más de 1.000 millones, con 400 millones se podría sacar adelante un plan industrial con un nuevo vehículo "moderno" que permitiría mantener las capacidades productivas.

"Lo podemos hacer con Nissan o, en su caso, buscar otro socio industrial", ha aseverado Maroto, quien ha avanzado que la semana que viene se reunirán con representantes de la Generalitat, del Ayuntamiento de Barcelona y del Consorcio de la Zona Franca para estudiar la situación.

UN PROYECTO "MUY IMPORTANTE" DE MICROMOVILIDAD

La primera opción será intentar revertir la decisión de Nissan, pero sobre la mesa también está "el desarrollo de proyectos alternativos", entre los que ha destacado uno "muy importante" de micromovilidad, como podría ser el "carsharing" (coche compartido).

"Barcelona y el área metropolitana pueden ser un buen campo de pruebas para que se pueda desarrollar un ambicioso proyecto de micromovilidad con la Zona Franca como parte", ha dicho la ministra, que ha recordado que dentro de los socios del clúster catalán de la automoción están compañías como Seat y Ficosa.

"Yo creo que hay buenos 'partners' (socios) y se trata de buscar proyectos que podamos financiar de forma conjunta administraciones públicas y sector privado", ha apuntado Maroto, quien ha abogado por dar las señales oportunas para que la inversión se vaya a España y no a otros países.

"CADA EMPLEO QUE SALVEMOS SERÁ UN ÉXITO", DICE LA MINISTRA

En cuanto a los puestos de trabajo que podría salvar el proyecto alternativo que barajan para Nissan Barcelona, Maroto ha destacado que sería "muy precipitado" hablar ahora de cifras, a lo que ha añadido que "la voluntad del Gobierno ha sido siempre mantener las capacidades productivas y todo el empleo".

"Desde luego, cada empleo que salvemos será un éxito y si conseguimos salvar todos será realmente la guinda. Lo importante es conseguir salvar el mayor número de empleos", ha afirmado. Cumpliéndose los peores augurios, Nissan anunció este jueves su intención de cerrar los tres centros en Barcelona a finales de diciembre de este año, lo que deja sin empleo a 3.200 trabajadores directos y amenaza a 20.000 más.

TURISMO

Por otro lado, el Gobierno trabaja en unos proyectos de corredores seguros para que en la segunda quincena de junio algunas comunidades autónomas, de momento Baleares y Canarias, puedan recibir turistas extranjeros, posiblemente alemanes y nórdicos, como paso previo a abrir, a partir del 1 julio, las fronteras al turismo internacional.

"Las islas se han ofrecido a hacer estos corredores y hablaré también con otras comunidades autónomas que tengan interés para poder definir qué corredores y con qué garantías", ha explicado Reyes Maroto.

La idea será hacerlo la segunda mitad de junio porque "necesitamos también que los territorios estén mejor epidemiológicamente", ha añadido.

El objetivo, ha detallado, es poder testar los protocolos elaborados en materia turística en el marco del plan de desescalada tras el confinamiento por el coronavirus, que ha mantenido congelado el sector en España, donde supone el 13 % del PIB y el 12 % del empleo.

De momento solo han manifestado su interés Canarias y Baleares, pero la ministra ha avanzado que abordará el tema en la conferencia sectorial que celebrará la próxima semana con las comunidades autónomas, ya que son estas las que tienen que presentar un proyecto "viable", para no arriesgar ni en la salud del turista ni del residente.

¿DE DÓNDE LLEGARÁN LOS PRIMEROS TURISTAS?

En cuanto a los países de donde procederán estos primeros turistas, Maroto ha detallado que el Gobierno está hablando con "bastantes mercados", entre los que ha destacado a Alemania (el segundo mayor mercado emisor de turistas a España) y los países nórdicos, que "en estos momentos se encuentran en una situación (epidemiológica) muy buena".

"Es muy importante que los primeros turistas sean turistas que estén en la misma situación epidemiológica que nosotros", ha explicado, y que "también estén en condiciones de poder volar de forma segura".

Con respecto al Reino Unido (el primer emisor), Maroto ha señalado que, aunque se ha hablado con turoperadores como TUI y Jet2holidays, allí "todavía los datos tienen que mejorar", ya que "para nosotros es importante garantizar que la persona venga bien y después regrese bien".

De hecho, las propias autoridades británicas aún no recomiendan viajar al extranjero, por lo que los turoperadores británicos de momento no quieren operar, según la ministra.

"IR MÁS RÁPIDO NO SIGNIFICA SER LOS PRIMEROS"

"Estamos a tiempo de recuperar una parte de la campaña" de verano, defiende Maroto, que, sin embargo, recuerda que ahora hay que "recuperar el reposicionamiento de la marca España" y "también estimular a los viajeros internacionales, para que vuelvan a visitarnos. Y eso va a ser un proceso gradual".

Aunque es complicado calcular cuál va a ser el volumen de viajeros internacionales que visitarán España en los próximos meses, "estamos animados", ha dicho la ministra, porque se empieza a ver un incremento de reservas nacionales e internacionales "importante".

"Yo no tengo, la verdad, el temor de perder turistas, porque en este momento (los turistas) están decidiendo dónde viajar y están mirando mucho cuál es el destino que garantiza seguridad y confiabilidad", ha dicho la ministra sobre destinos directamente competidores con España, como Grecia (que prevé abrir fronteras también el 1 de julio) y Portugal e Italia, que lo harán en junio.

"Ir más rápido no significa ser los primeros", insiste, al tiempo que recalca que el Gobierno quiere "ir con los tiempos que garanticen que se tienen destinos seguros", tanto para el visitante como para el residente.

El sector turístico español va a competir con sus "fortalezas", entre las que ha destacado el sistema sanitario, que "ha resistido esta pandemia y va a salir reforzado" y que "va a ser un pilar para recuperar turistas". En ese sentido, "somos los mejores" en comparación con otros destinos competidores, ha dicho.

UN PLAN PARA REACTIVAR EL TURISMO NACIONAL

Para reactivar el turismo nacional el Ministerio elabora un plan que "en cuestión de días" se dará a conocer y que trabaja el escenario de que a finales de junio ya haya movilidad interprovincial.

"Los últimos días estamos teniendo datos (epidemiológicos) muy buenos (...) y eso puede hacer que podamos adelantar en días, tampoco muchos, esa movilidad", añade la ministra, que aboga por mantener la "prudencia".

Además, el viernes el Ministerio presentó a las comunidades una campaña nacional con la que se quiere animar a viajar por España, porque "necesitamos que también los españoles pongamos nuestro granito de arena este verano".

Uno de los pilares del plan de reactivación del turismo nacional va a ser la digitalización, según Maroto, incluyendo ámbitos como el control de la movilidad o el de trazabilidad de contagios a través de aplicaciones para móviles.

"La tecnología se va a convertir en un aliado de los destinos", ha apuntado la ministra, que no ha concretado si se contemplan ayudas directas para las familias que viajen, como ha anunciado Italia.

Según ha dicho, en materia de digitalización "va a haber un esfuerzo importante por parte del Gobierno que esperamos en los próximos días poder presentar" para tratar de relanzar un sector "prioritario" y "tractor".

FONDOS EUROPEOS PARA CANARIAS Y BALEARES

Según detalla Maroto, España va a pedir fondos del plan de recuperación de la UE para sectores prioritarios para el Gobierno, como la automoción y el turismo, con las "especifidades" en el último caso de Canarias y Baleares, que dependen en mayor medida de ese sector y del transporte aéreo.

Precisamente, en cuanto a la delicada situación de las aerolíneas, Maroto ha indicado que España seguirá reclamando un plan europeo de rescate, porque la industria de la aviación y aeronáutica tiene que ser una "fortaleza" para Europa, que ayude a salir de la crisis, y ha de haber una mayor apuesta por ella. Confía en tener "una respuesta positiva" de Europa.

Normas
Entra en El País para participar