Amancio Ortega reconoce posibles pérdidas de rentas en su filial inmobiliaria británica

Pontegadea UK advierte de la renegociación de alquileres por el Covid-19

Amancio Ortega, en A Coruña, en una imagen de 2017. Ampliar foto
Amancio Ortega, en A Coruña, en una imagen de 2017.

Pontegadea, la filial inmobiliaria del fundador de Inditex, Amancio Ortega, reconoce por primera vez los posibles efectos de la crisis del Covid en sus ingresos. Lo hace a través de las cuentas de 2019 de su filial británica Pontegadea UK, en el que dedica un apartado a las consecuencias económicas por el confinamiento.

En el informe de gestión de Pontegadea UK se detalla que la declaración de pandemia declarada por la Organización Mundial de la Salud y el confinamiento decretado por los Gobiernos para frenar la propagación del virus ha afectado significativamente a la economía global y ha aumentado la incertidumbre. “Aunque a la fecha de preparación de estas cuentas financieras no existen efectos adversos significativos que hayan sido indentificados, es posible que, entre otros hechos, los inquilinos puedan reclamar una renegociación de sus alquileres que puede afectar a los futuros ingresos por rentas y flujo de caja”, se destaca en las cuentas, firmadas el 30 de abril por José Arnau, mano derecha de Ortega en su familiy office.

La filial británica señala que el consejo de administración ha analizado el efecto a 12 meses desde la fecha de la firma de las cuentas para evaluar los posibles efectos, con diferentes escenarios en los que se aplican test de estrés y la conclusión es que la compañía tendrá suficiente liquidez para responder a sus obligaciones y continuar sus operaciones con normalidad.

Pontegadea tiene obviamente una fortaleza en su capacidad financiera al estar respaldada al 100% por Ortega, uno de los hombres más ricos del mundo con una fortuna actual de 58.590 millones de euros según Forbes. Además, la inmobiliaria compra edificios prime en las mejores ubicaciones de las grandes ciudades del mundo, dedicadas a oficinas y tiendas, por lo que sus inquilinos suelen ser grandes marcas que tienen más capacidad financiera para aguantar la dura crisis y, previsiblemente, la revisión de los precios de alquileres sea menos relevantes que para otros propietarios.

Impacto en las valoraciones

Las cuentas también reflejan que en la próxima tasación de sus inmuebles en el Reino Unido se podría detallar el efecto que haya tenido la crisis del Covid-19 en las valoraciones, “destacando el impacto en la actividad del mercado e identificando que un nivel más significativo de incertidumbre existe en torno a las valoraciones”.

Precisamente la tasación que hace la filial a sus posesiones en el Reino Unido apuntan a cómo este país ha ido creciendo en importancia en las inversiones en ladrillo de Ortega. La cartera británica ya se sitúa a final de año en 2.783,6 millones de libras (cerca de 3.100 millones de euros), convirtiéndose en el mercado favorito del accionista de Inditex junto a EE UU y España.

Su última adquisición en el país, a finales de diciembre, fue la del edificio de oficinas The Post Building, en el entorno del West End londinense. Pagó cerca de 600 millones de libras, unos 700 millones de euros al cambio de esa fecha.

En Londres, Ortega también ha adquirido entre otras propiedades dos inmuebles en Oxford Street; la sede de la minera Río Tinto en la exclusiva St James Square; Almack House, y Devonshire House, un gigantesco edificio en Picadilly.

Activos en obras

2019 fue un buen año para Pontegadea UK. La inmobiliaria facturó 88,5 millones de libras (98 millones de euros a precio actual), lo que supuso un alza del 6,8% interanual. En el caso del beneficio neto, alcanzó los 50,4 millones de euros, un 11,2% más.

La compañía también informa de un dividendo provisional de 41 millones. Por otro lado, informa de obras en inmuebles valorados en 961 millones, sobre todo por la rehabilitación de su inmueble de Oxford Street junto Tottenham Court Road, donde Primark tiene tienda.

Normas
Entra en El País para participar