El Ibex suma un 2,4% en su sexta jornada al alza y regresa a niveles previos al estado de alarma

En ocho sesiones rebota un 10,8%

Ibex 35
Una pantalla (al fondo) muestra un gráfico con la evolución del Ibex 35 en la Bolsa en Madrid. EFE

El optimismo se instala entre los inversores. La reapertura de las economías, la carrera por hacerse con una vacuna o un tratamiento que permita combatir al Covid-19, el menor temor a rebrotes y las medidas puestas en marcha por países e instituciones para hacer frente a los efectos económicos de la pandemia dan rienda suelta a las compras en la renta variable.

El mayor apetito por el riesgo se deja sentir en las Bolsas mundiales. El Ibex 35 subió un 2,44% en la que fue su sexta sesión consecutiva al alza y en solo ocho jornadas el selectivo español rebota un 10,8%, subida que lo devuelve a los niveles previos de la declaración del estado de alarma.

En los últimos días el mercado está asistiendo a una rotación de las carteras, desde los sectores más defensivos a los más cíclicos como bancos o firmas vinculadas al turismo. Una corriente que volvió a repetirse hoy, sesión en la que Cie Automotive fue el valor más alcista con una subida del 9,38%. Le siguieron Amadeus (6%) e IAG (5,5%), dos compañías que en el inicio de semana se han visto impulsadas por las esperanzas de la llegada del turismo extranjero a partir de julio.

Junto a estas cotizadas destacaron los ascensos de la banca, uno de los sectores con más peso en la Bolsa española pero que está sufriendo las bajas rentabilidades de su negocio en un entorno de tipos cero. Santander se anotó un 4,88% y se afianza por encima de los dos euros por acción. CaixaBank sumó un 4,2% mientras BBVA, Bankinter, Sabadell y Bankia se anotaron un 3,4%, un 2,88%, un 2,48% y un 0,89% respectivamente. En el lado opuesto se situaron Grifols, que bajó un 6,39%, Meliá (-3,2%), que corrige parte de la subida registrada esta semana, y ACS (-3,2%).

Si bien el Ibex 35 fue la Bolsa más alcista de Europa, el resto de índices del Viejo Continente no escaparon al rally de las últimas sesiones. El Dax alemán subió un 1,33%; el Cac francés, un 1,79%; el FTSE británico, un 1,26% y el Mib italiano, un 0,28%. Al cierre de los mercado Wall Street cotizaba con signo mixto. El Dow Jones subía un 1% mientras el S&P 500 peleaba por hacerse con los 3.000 puntos, barrera que perdió el 24 de febrero.

Uno de los catalizadores indiscutibles de la jornada fue la propuesta de Bruselas de crear un fondo de recuperación europea. El plan trazado por la Comisión Europea inyectará ayudas a los países miembros por un importe total de 750.000 millones Después de semanas en las que el mercado puso en duda la capacidad de Europa de crear un frente común con el que combatir el impacto negativo del coronavirus en la economías, ahora los inversores celebran el entendimiento. Una alegría que se reflejó tanto en la renta fija como en la renta variable. Esta propuesta no fue suficiente para impulsar el euro que cotizaba en tablas y se cambiaba a 1,0978 dólares.

Como ocurrió en la Bolsa española los mayores ascensos en Europa corrieron a cargo de los cíclicos. El sector automovilístico se anotó un 4,7%, subida que se vio reforzada por Renault (17,47%) o Peugeot (4,9%), dos compañías que se ven favorecidas por las ayudas aprobadas por Francia para el sector del motor. Junto a esta industria el bancario (3.96%) y el asegurador (2,54%) fueron los sectores más alcistas.

 A pesar de la alegría que inunda el mercado en las últimas sesiones los expertos se muestran cautos. "El optimismo parece que se ha instalado en los mercados, lo que está provocando que muchos inversores, que se habían perdido el rally inicial de las bolsas tras el desplome de los índices en marzo, estén “corriendo detrás” del mercado, con el riesgo que normalmente ello conlleva", señalan desde Link Securities. Desde la firma apuntan además que la rotación de carteras de las últimas sesiones ya se había producido con anterioridad. El reto está ahora en mantener la tendencia. "Si bien es cierto que hay claros indicios de que las principales economías desarrolladas han tocado fondo en los meses de abril y mayo y de que hay síntomas de que se está comenzando a recuperar la actividad en muchos sectores, éstos son muy leves y no nos sirven para poder determinar de momento el ritmo al que se van a recuperar estas economías en su conjunto", explican.

Normas
Entra en El País para participar