El Gobierno presta hasta 30.500 millones a la Seguridad Social para ayudas por Covid

14.000 millones mitigarán la caída de ingresos de la Seguridad Social y hasta un máximo de 16.500 millones para el pago de desempleo

Ayudas Seguridad Social coronavirus
Trabajadores del hospital La Paz de Madrid.

El Gobierno ha aprobado hoy un nuevo Real Decreto-Ley con medidas económicas para paliar la crisis que incluye la concesión de dos créditos a la Seguridad Social por valor de hasta 30.500 millones para que haga frente al pago de prestaciones extraordinarias generadas por la pandemia del Covid-19 entre los trabajadores.

Concretamente, la ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, el primero de los créditos, de 14.000 millones de euros estará destinado a mitgar la caída de ingresos de la Seguridad Social por la destrucción de empleo causada por la parálisis económica y por las exenciones en el pago de las cotizacones aprobadas para las empresas y autónomos en el caso de ERTE y prestación extraordinaria de cese de actividad. Se trata de compensar esta pérdida de ingresos y el aumento de los gastos derivados de dichas prestaciones así como las bajas médicas de los contagiados y aislados por la enfermedad.

El segundo caso se aprueba un "préstamo máximo 16.500 millones sin intereses" para que la Tesorería General de la Seguridad Social haga frente al incremento del pago de prestaciones por desempleo generadas por los ERTE que afectan a más de 3,4 millones de trabajadores.

La Seguridad Social se encontraba ahora en una delicada situación financiera, tras la merma de ingresos y aumento de gasto generados por el impacto económico, social y sanitario de la pandemia. Esto se suma a la mala salud que arrastraba el sistema que volvió a obtener números rojos en 2019 por octavo año consecutivos. El déficit del sistema ascendió a 16.793,3 millones de euros, el 1,34% del PIB, un porcentaje que con toda seguridad se verá desbordado este año.

Asimismo, el Ejecutivo ha prorrogado hasta el 30 de septiembre las contrataciones agrarias extraordinarias aprobadas eel 7 de abril y que permiten compatibilizar prestaciones con un salario en el campo, para "garantizar el aprovisionamiento de los mercados" de alimentación.

Además, este Real Decreto-Ley amplía la cobertura de los trabajadores que prestan atención en los centros sanitarios o sociosanitarios. Concretamente, reconoce que las prestaciones a este colectivo, cuando haya contraído la COVID-19 se considerarán derivas de accidente de trabajo y, en los casos de fallecimiento, se entenderá también que la causa es accidente de trabajo, siempre que se produzca en los cinco años siguientes al contagio.

Hasta ahora este tipo de contingencias se consideraban de carácter común asimiladas de accidente de trabajo a efectos de incapacidad temporal y ahora vienen a considerarse contingencia profesional derivada de accidente de trabajo, lo que supone una mayor cobertura para los casos en que dicha enfermedad cause incapacidad permanente o el fallecimiento para estos trabajadores.

 

Normas
Entra en El País para participar