El BCE compra otros 40.000 millones en bonos pese al alivio del plan Merkel-Macron

Su plan extra antipandemia supera en dos meses los 211.000 millones de euros, el 28,2% del total anunciado en marzo

Sede del BCE,
Sede del BCE,

El anuncio solemne por parte de Angela Merkel y Emmanuel Macron a principios de la semana pasada de lanzar un fondo de reconstrucción europeo por 500.000 millones de euros con cargo a los presupuestos comunitarios fue recibido con alivio por la deuda soberana de la zona euro. En especial por la italiana y española, las más tensionadas ante el grave deterioro de sus económicas a causa de la pandemia y sus ya elevados niveles de endeudamiento.

La iniciativa franco-alemana ha sido intepretada como un signiticativo paso adelante en favor de ayudas en forma de transferencia, que no supongan aún más deuda para los países más vulnerables. Y si bien está sugerido por el país con más peso en la zona euro, Alemania, aún debe superar las fuertes reticencias del grupo de países más opuestos a las ayudas directas, encabezados por Holanda.

Así, el descenso de las primas de riesgo de la semana pasada estuvo motivado en buena parte por el anuncio de ese fondo, pero fue sostenido por las compras de deuda del BCE con la misma intensidad que en las semanas anteriores. El BCE adquirió otros 30.072 millones de euros de su plan extraordinario de compras por la pandemia (PEPP), con lo que este programa suma ya los 211.858 millones de euros, el 28,2% del total anunciado en marzo, por 750.000 millones de euros hasta final de año. Adquirió además otros 9.545 millones de euros dentro de su plan previo de compras de deuda, el lanzado en 2015. En definitiva, un volumen de compras de deuda soberana de la zona euro por 39.617 millones de euros en una sola semana.

Tal intensidad compradora, necesaria para dar estabilidad a unos bajos costes de financiación en la zona euro, alimentan de hecho la expectativa de que el BCE anunciará en junio un aumento de su programa extra de compras, ya que en apenas dos meses ha consumido casi la tercera parte de lo previsto y sin que se haya concretado todavía cómo será el fondo europeo de reconstrucción ni se tengan certezas de cuál será finalmente la magnitud del impacto económico por el coronavirus.

Además, el BCE está sosteniendo con sus compras la intensa actividad de emisiones de deuda soberana por parte de todos los países de la zona euro, en un movimiento de endeudamiento colectivo con el que financiar el gran incremento del gasto público.

Normas
Entra en El País para participar