Junta de accionistas

Indra propone nombrar a Rosa María García y Carmen Aquerreta consejeras independientes

Anuncia un programa temporal de recompra de acciones propias para cumplir con las obligaciones de entrega de acciones a sus directivos por el sistema de retribución vigente

Logo de Indra en su sede en Madrid.
Logo de Indra en su sede en Madrid.

Indra planea elevar el número de mujeres en su consejo de administración. La compañía propondrá a su junta de accionistas, convocada para el próximo 25 de junio, los nombramientos de Rosa María Garcia y Carmen Aquerreta como nuevas consejeras independientes, según ha informado a la CNMV este viernes en la convocatoria oficial de la junta.

Ambas sustituirán en el consejo a María Rotondo, que ha comunicado a la compañía su voluntad de no ser reelegida por razones personales, y a Ignacio Santillana, que cumple nueve años de mandato como consejero independiente, el límite establecido por la política de la multinacional para ser reelegido.

Aquerreta ha sido socia de Deloitte Reino Unido y Deloitte North West Europe y actualmente es consejera del Grupo Andbank. Por su parte, García, ingeniera industrial, es directora de Sostenibilidad en el Grupo Alcoa y presidenta de la Fudación Alcoa. Además, es consejera independiente en el consejo de Acerinox y de Ence Energía y Celulosa.

El consejo de Indra también propondrá la reelección de Silvia Iranzo como consejera independiente.

Las otras consejeras de Indra son Cristina Ruiz, consejera directora general del negocio de TI de la compañía; Silvia Iranzo y Isabel Torremocha, independientes.

Con los nuevos nombramientos, Indra sumará un total de cinco consejeras de un total de 13 consejeros. Las mujeres supondrán el 38,5% del total, aunque representará el 57,14% de los consejeros independientes. Diez de los 13 consejero serán externos y de ellos siete serán independientes, un 53,8% del consejo.

La multinacional española puso en marcha en 2004 su política de diversidad y cuenta desde 2006 con un plan de igualdad (antes de que fuera exigido por ley) y es una de las cinco compañías del Ibex 35 que cuenta con una consejera ejecutiva. Indra entró el pasado enero en el índice de Bloomberg de igualdad de género, que distingue a las empresas de todo el mundo que destacan por su promoción de la igualdad y por su transparencia en la información relativa a cuestiones de género.

La tecnológica ha informado también a la CNMV que va a llevar a cabo un programa temporal de recompra de acciones propias para poder cumplir con las obligaciones de entrega de acciones a sus directivos derivadas del sistema de retribución vigente, que supone que una parte importante de las retribuciones variables a sus directivos es percibida en acciones de la sociedad.

Este programa afectará a un máximo de 250.000 acciones, representativas del 0,4% del capital social de Indra, y su importe monetario máximo asciende a 2.25 millones de euros. Las acciones se comprarán a precio de mercado, según precisa la compañía. La duración del programa temporal será desde el 22 de mayo hasta el 30 de junio, “sin perjuicio de que se pueda interrumpir o cancelar con antelación, una vez se alcance el número máximo de acciones propias fijado para el mismo”. La gestión del programa ha sido encomendada a Banco Sabadell.

La Junta de Indra también incluye en la orden del día la modificación de algunos artículos de sus estatutos sociales con la finalidad de permitir el ejercicio de los derechos de asistencia y voto de los accionistas desde un lugar distinto al de su celebración y por medios telemáticos.

Normas
Entra en El País para participar