El Gobierno libera otros 20.000 millones en avales y ya destina el 60% de todo el plan previsto a pymes

El nuevo tramo está dirigido íntegramente a pequeños autónomos y empresas a los que se dirigen ya 60.000 de los 100.000 millones que se acabarán concediendo

La ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno María Jesús Montero.
La ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno María Jesús Montero.

El Consejo de Ministros ha liberado este martes un nuevo tramo de 20.000 millones de euros del plan de avales públicos, previsto por un máximo de hasta 100.000 millones de euros, diseñado como medida estrella del plan de choque ante la pandemia de coronavirus.

El nuevo paquete de garantías del Instituto de Crédito Oficial (ICO) está íntegramente dirigido a pymes y autónomos lo que supone que más de la mitad del programa total ya estará dirigido a este segmento empresarial.

El Gobierno aprobó inicialmente un primer tramo de 20.000 millones de euros, el 24 de marzo, repartidos al 50% entre pequeñas y grandes empresas. El 10 de abril liberó un segundo paquete, de 20.000 millones, dirigido íntegramente a pymes y autónomos.

El pasado 5 de mayo aprobó la concesión de 24.500 millones más en garantías, de los que las pymes recibirán 10.000; las grandes empresas obtendrán otro tanto; 4.000 se destinan a la cobertura de pagarés emitidos en el mercado de renta fija (MARF) y 500 se reservan a dotar el reaval público que permite apoyar a las sociedades de garantía recíproca.

En aquella cita, además, el Consejo de Ministros introdujo una serie de condiciones al plan impidiendo a las empresas beneficiarias de los préstamos bancarios garantizados públicamente que usen los fondos para repartir dividendos o exigiendo que las firmas con pagarés avalados tengan sede en España.

De esta forma, el Ejecutivo ha destinado hasta la fecha el 71% de todos los fondos liberados (84.500 millones) a pymes y autónomos, cuantía que supone el 60% del plan completo de 100.000 millones de euros a falta de que se liberen 15.500 millones para completar el monto total previsto.

Hay que tener en cuenta que, con estos avales, el Estado cubre el 80% del riesgo asociados a los préstamos garantizados que logren las pymes; el 70% del del resto de empresas cuando logren nuevos créditos y el 60% en el caso de que se trate de renovar líneas preexistentes.

De esta forma, cuanto mayor es el peso de las pymes en el programa, mayor es el riesgo que asume el Estado y menos financiación de riesgo la que aporta adicionalmente la banca, limitando la capacidad de las garantías de potenciar una financiación que vaya más allá de los 130.000 millones, previsiblemente.

Hasta la fecha, según ha detallado la ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, el programa ha permitido la concesión de 38.631 millones de euros en avales que han movilizado una financación bancaria por valor de 50.822 millones, un 31% más de los fondos garantizados.

Montero ha aseverado que cuando los avales actualmente concedidos se agoten el Gobierno liberará el tramo que falta, hablando de 20.000 millones más pese que solo restan 15.500 millones para alcanzar los 100.000, y ha prometido que el Ejecutivo está dispuesto a tomar medidas adicionales si una vez aprovechado todo el monto de garantías es necesario “posibilitar los mecanismos de liquidez que permitan mantener a flote el sector productivo y mantener el vigor con el que comenzamos en 2020”.

Normas
Entra en El País para participar