El BCE ha gastado ya una cuarta parte de su plan de compras antipandemia

La semana pasada hizo compras por un total superior a los 42.100 millones de euros

Christine Lagarde, presidenta del BCE
Christine Lagarde, presidenta del BCE Boris Roessler/dpa

El BCE continúa interviniendo en el mercado a una velocidad de vértigo. Al cabo de siete semanas de compras de deuda dentro del programa de adquisiciones extraordinario puesto en marcha a raiz de la pandemia del coronavirus, este plan suma ya activos por 181.786 millones de euros, según datos al cierre del pasado viernes. Tal cifra supone ya el 24% de los 750.000 millones de euros en compras previstos para el conjunto del año, lo que refuerza la expectativa de que el BCE va a ampliar la potencia de fuego de este programa.

La institución que preside Christine Lagarde ya ha insistido en que se muestra abierta a hacer todo lo necesario por contribuir a la recuperación de la economía de la zona euro, aunque sin olvidar su llamamiento a reforzar los estímulos fiscales por parte de los gobiernos. Y en esa disposición a impulsar aún más los estímulos monetarios está el aumento del programa de compras antipandemia y la adquisición de bonos con rating por debajo del grado de inversión, que los inversores esperan sea anunciado en la próxima reunión de junio..

El BCE está intensificando sus compras hasta el punto de que las adquisiciones semanales de deuda duplican con creces a los volúmenes que antes del coronavirus adquiría en un solo mes, por 20.000 millones de euros. Durante la pasada semana, el volumen total de compras superó los 42.100 millones de euros, de los que 10.936 millones corresponden al plan de compra de bonos soberanos vigente desde 2015 y 28.878 millones de euros, al programa específico activado a causa de la pandemia (PEPP).

La cuantía es ligeramente inferior a la de la semana previa, cuando el BCE adquirió más de 45.000 millones de euros, en su mayor intervención semanal desde el inicio de la crisis por el coronavirus en marzo. El volumen adquirido en esa semana en el programa PEPP, de 34.097 millones, también fue el más cuantioso de las siete semanas de vida del plan y coincidió con la inestabilidad creada por la decisión del Constitucional alemán de cuestionar la proporcionalidad de las compras de deuda del BCE, a pesar del dictamen de 2018 del TJUE que las avala en su totalidad.

Normas
Entra en El País para participar